9 de enero de 2011

Two lovers

Un emotivo drama sobre el amor y el desamor. Este complejo campo de las relaciones afectivas no se agota, hay mil tratamientos sobre el tema en el cine y en las demás ramas del arte, pero nada como la vida misma…

Two lovers es la historia de Leonard, un hombre que luego de una crisis aguda regresa a vivir con sus padres y de manera consecutiva aparecen dos mujeres en su vida; Sandra, la encantadora y hermosa hija del nuevo socio del negocio de lavandería de su familia, y Michelle, una vecina de belleza seductora, pero atribulada por un complicado conflicto amoroso.

Leonard se debate entre una relación cómoda con Sandra que, además de satisfacer a su familia, lo protege de los riesgos que su padecimiento ya presupone, y otra relación ambigua, indescifrable, absolutamente intensa y que lo vulnera hasta los límites, con Michelle, quién a su vez deambula entre sus propias tinieblas de incertidumbre.

En medio de su encrucijada, Leonard es sigilosamente observado por el ojo protector de su madre; mujer/ancla con la misión incondicional de rescatarlo de una existencia a la deriva.

La agraciada caracterización de los personajes y la sublime proyección visual de las emociones logra que la historia supere los lugares comunes inherentes al clásico triangulo amoroso. Una acertada dosis de suspenso permite que el espectador supere las instancias más lentas de la trama y consigue que los momentos fundamentales no sean predecibles.

Su final arrollador logra transitar desde el dolor más angustioso hasta la posibilidad que resguarda una intención genuina de restauración.

Es una película dolorosamente hermosa.

No hay comentarios.: