20 de junio de 2010

Go get it

La crianza está llena de sacrificios y puntos de aprendizaje mutuo, pero enfocarse en la meta es fundamental para no perder el camino. 
The Pursuit of Happyness es una de las películas más inspiradoras que he visto, no solo para la superación personal, sino por lograr imponer, sobre la más cruel miseria, una paternidad de lujo.

No hay comentarios.: