12 de mayo de 2010

Razones

Una tarde me dicen que hace un sol hermoso en Nashville y al día siguiente veo la ciudad bajo agua.


Las noticias reseñan el DILUVIO que inundó calles, hogares y todo lo que el río encontró a su paso. Un evento sin precedentes que causó muertes, angustia, desastres físicos y económicos y un severo trastoque de la paz cotidiana.

Y PARA ALLÁ VOY…

Miro mi boleto de avión y me recuerdo a mi misma que las inundaciones me dan pánico, que me agobia la idea de un tornado y que volar en esas condiciones me pone nerviosa.

Entonces pienso en las RAZONES. Todas tienen nombre y apellido.

Allá estarán mis 4 sobrinas que hace tiempo no veo, en especial Natalia a la que solo conozco por fotos y videos caseros. Allá estarán mi hermana y mi hermano a los que siempre extraño y se reunirán sus familias y la mía y los abuelos y otra familia extendida y amigos y todo el “bonche” celebrará con capas y sombrillas la graduación doctoral de mi cuñado.

Confirmo el vuelo por internet (que ahora todo es tan fácil) y pienso en lo que dice la canción “Razones” de Bebe; “Tengo razones, razones de sobra…”

Y ya que llovió tanto, repartiré (como también dice la canción)

“besos de agua”.

No hay comentarios.: