23 de marzo de 2010

Cremita

A propósito de la controversia que ha generado la pregunta sobre la raza en el Censo 2010, he rescatado esta columna que publiqué en el 2007 (vaya, me ha dado por reciclar palabras). El título era vanidad, pero la he “rebautizado” como CREMITA.
La razón es obvia.

El diario The Sunday Times publicó en días recientes un estudio que muestra cómo algunas marcas prominentes de ropa “modifican” sus tallas para, supuestamente, agradar al consumidor.
El reportaje alude a una clasificación conocida como “tallas de vanidad” y presenta ejemplos de piezas que reflejan varios centímetros más de los que indica su etiqueta. De este modo, el cliente no aumenta de talla aunque haya ganado algunas libras.

El tema provocó todo tipo de comentarios. Algunos condenaron de inmediato la práctica y se confesaron víctimas de ese engaño. Otros la defendieron amparados en la globalización, ya que con la exportación de la mercancía, es razonable que se promedie la talla con un sinnúmero de cuerpos, formas y proporciones humanas. Esta justificación me pareció muy razonable, ya que me asusta lo categórico en cualquiera de sus manifestaciones. Por supuesto, la moda es la que menos me preocupa.

Cuando leí la noticia, acababa de pasar por un incómodo incidente con un representante de mercadeo telefónico que me convenció de contestarle algunas preguntas para una encuesta. Las respuestas debían ser categóricas: estoy contenta o descontenta con mi compañía de cable; el servicio que me brindan es bueno o malo; accedo a su red muy a menudo o nunca. Cada vez que brindaba un “regular” como respuesta, el chico se desesperaba.

Pude colgar, pero admito que caí en la trampa de objetar las clasificaciones. Al final se complicó. La última pregunta me obligaba a decirle si yo era blanca o negra. ¡Anjá! “Cremita”, le dije. Luego de una discusión estéril terminó informándome que me ubicaría en la categoría “hispana”.

Terminé la encuesta ansiosa, así que me fui de compras. Procuré ir a una de las tiendas mencionadas en el artículo del Times y conseguí unos pantalones número 8, a pesar de que, por culpa de mi herencia boricua, mi tamaño es 10. Me quedaron perfectos. Ahora puedo darme el lujo de comerme un mantecado y de sentarme al lado del teléfono para contarle al próximo representante que llame que soy cremita y talla 8.

1 comentario:

nicol dijo...

Hola.
Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
Soy el webmaster de publizida.es

Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

Y lo mas importante...
darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.

Si te interesa puedes darte de alta
ALTA DIRECTORIO DE BLOGS

o visitanos en ......

DIRECTORIO DE BLOGS

HTTP://PUBLIZIDA.ES

Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

Un saludo.

DAVID T.
Webmaster de Publizida.es