22 de marzo de 2010

Lo que haces habla tan fuerte

Mi papá siempre nos decía “lo que haces habla tan fuerte, que no me deja escuchar lo que dices”.

Todavía nos lo dice. Qué mucha razón tiene. Esto del EJEMPLO es algo que debemos evaluar constantemente. A veces, por mil razones (incluida la impaciencia, el sueño, el estrés y otras mil excusas), se nos olvida que nuestros hijos son nuestro reflejo.

Aspiro a que el Ismaelillo derroche amor, seguridad, solidaridad y buena voluntad siempre. Eso significa que tengo que seguir esforzándome todos los días, para que lo aprenda con el ejemplo.
Así yo lo aprendí.

Este anuncio es estupendo: children see, children do.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es verdad, pero sabes que tu hijo ya refleja tu amor y verticalidad. Felicidades por eso.