22 de marzo de 2010

De aventura

Fui al cine con el Ismaelillo a ver “Aventura Verde”, una película puertorriqueña del director Abdiel Colberg. La experiencia fue gratificante, resultó ser un buen film, que presumo se realizó como se hace el cine local; a pulmón!!

5 chicos (muy naturales y simpáticos), con sus roles muy bien definidos, deciden irse a explorar el nuevo parque ecológico Punto Verde. La idea se materializa en un ambiente de complicidad que va aumentando en la medida que la trama nos revela otras dinámicas de interacción entre ellos. El hecho de que los personajes sean hermanos, vecinos, amigos y hasta rivales en amores, propicia unos diálogos íntimos y divertidos que logran que todos los padres de niños o adolescentes nos podamos identificar.

La película tiene un aire cotidiano y un poco “sermonero” que resulta algo traído por los pelos, pero la trama fluye cómoda y en mi caso resultó entretenida. La reacción de mi hijo fue el mejor barómetro, porque después de todo, está dirigida a chicos como él. (¿Y a madres como yo?)

El Ismaelillo la disfrutó, se rió, se entusiasmó con la aventura y hasta bromeó con los diálogos de las madres en escena que, según él, dicen las mismas cosas que yo…

Anécdotas (sin “chotear” la historia):

1. En una escena triste mi hijo me miró con el rabito del ojo y me preguntó si estaba llorando. Tuve que admitirle que un poquito. “No te preocupes, yo te entiendo”, me consoló y me apretó la mano como si en vez de 7 años tuviera 30.

2. Cuando salimos, mientras caminaba frente a mí, me prometió que no haría lo mismo que los chicos de la película. Luego se volteó a mirarme socarrón y corrigió, “bueno, trataré, mami, espero poder cumplirte…” y de inmediato (al ver mi cara) “SON BROMAS!!”.

3. El cine fue sábado y ya el domingo estaba en Punto Verde…
EL MERCADEO FUNCIONA. De eso me alegro, después de todo es mi profesión…
Aquí un adelanto:

No hay comentarios.: