29 de diciembre de 2008

FAMILIA

Una historia universal...


La familia, duo Pimpinela

24 de diciembre de 2008

Buen Samaritano

En una película de superhéroes escuché a Mr. Increíble quejarse porque lo estaba demandando un hombre al que él le había salvado la vida. “Mi cliente no pidió ser salvado”, gritaba el abogado del demandante ante los periodistas. El superhéroe, por supuesto, estaba resentido. Afortunadamente no abandonó su misión de proteger al mundo.

Me pareció un libreto inverosímil. No es posible, pensé, que alguien sea tan malagradecido, por no decir canalla. Me equivoqué.

Presumo que deben existir en los tribunales muchos casos como ese, pero tan reciente como esta semana la corte de California le dio el visto bueno a una mujer para demandar a una compañera de trabajo que la rescató justo en la escena de un accidente vehicular.

Reseña la noticia que la mujer viajaba como pasajera de un carro que chocó contra un poste eléctrico y su compañera de labores, que viajaba como pasajera en otro vehículo, pensó que el auto accidentado estallaría, por lo que se apresuró a sacarla del mismo.

La víctima sostuvo que fue halada como “una muñeca de trapo” y eso le ocasionó una lesión que como consecuencia la dejó paralítica. Ahora pretende demandar a su rescatista para que pague por el daño causado. El debate público se ha centrado en lo que costaría, con ese precedente, ser un buen samaritano.

Finaliza otro año y reflexiono sobre el deterioro social, la criminalidad, el acoso insensible del morbo, la falta de ética que ha estremecido incluso a las instituciones en las que descansa nuestra seguridad, los deseos de que la sociedad sea mejor, la ilusión de que nuestros hijos encuentren un mundo sano y habitable, pero cada día nos lo ponen más difícil.

Me pregunto, ¿cuántos buenos samaritanos tendremos ahora? Si nos tocara a nosotros, si nos pusiéramos en ambas situaciones, si nos encontráramos con un incidente similar en el futuro cercano, ¿de qué lado estaríamos, del demandante o del demandado? ¿Tendremos que salir blindados de seguros para tener caridad? ¿Deberemos desentendernos, en adelante, de la crisis ajena? ¿Tendrá el herido que firmarnos un relevo de responsabilidad? ¿Seremos nosotros las próximas víctimas?

Cada día se hace más difícil ser bueno. Le consultaré a Mr. Increíble cómo lo logró.


Publicada el 24 de diciembre de 2008: http://www.elnuevodia.com/diario/columna/509302

ARBOL DE NAVIDAD VIVIENTE

Un proyecto extraodinario; compromiso, talento y testimonio. El Coro Mayor de la Primera Iglesia Bautista de Caguas presenta la temporada final del Arbol de Navidad Viviente.

19 de diciembre de 2008

Esperanza


Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.
Martin Luther King

Color Esperanza - Diego Torres