26 de abril de 2008

Construyendo la alegría

Hay días en que el tiempo parece estar detenido, pero, afortunadamente, con la primavera todo renace
y las flores reaparecen
devolviéndole el encanto al espacio que antes lucía mustio.
Hay días en que nos falta la sonrisa y, como por arte de magia,
aparece un hada, un ángel o un mimo,
que nos la devuelve frente a la muchedumbre.
Globo-flor-sonrisa; la vida se pinta de ROJO.
Después de semejante agasajo,
no nos queda otra que marchar de nuevo,
EN POS DE LA ALEGRÍA.

19 de abril de 2008

Reencuentro

El reencuentro de Jade y Lucas - El Clon


"Tan solo por amor
ponemos nuestras manos
al fuego de la pasión
dejándonos quemar.
Tan solo por amor
movemos tierra y cielo
rasgando siete velos.
Saltamos al abismo
sin mirar atrás.
Tan solo por amor
la vida se rehace.

Tan solo por amor
ponemos nuestras manos
al fuego de la pasión
dejándonos quemar.
Tan solo por amor
la vida se rehace..."


La canción El Miraje, de Marcus Viana, es emblemática para todos los fanáticos de la novela El Clon, que somos los mismos que vivimos el amor de Lucas y Jade como el propio.

Valga aclarar que no soy novelera, sino todo lo contrario, pero con El Clon todas mis teorías antinoveleras se fueron al piso.
Es impredecible el amor. Maktub ¿estaba escrito?

15 de abril de 2008

Los amorosos

Me escriben del blog Amorosos decadentes y la curiosidad me lleva de inmediato al sitio en que los amorosos retoman la utopía. De inmediato evoco a Sabines (amo a Jaime Sabines) y recuerdo que para él los amorosos callan. Entonces prefiero que no callen y me aferro a otro verso: los amorosos son los insaciables...

Les regalo un poema que no es mío, pero ya saben, ser generosa con la propiedad ajena siempre es más fácil.

LOS AMOROSOS

Los amorosos callan.

El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan, los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.
Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.

Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose,
dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.
Les preocupa el amor.

Los amorosos viven al día,
no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo, siempre, hacia alguna parte.
Esperan, no esperan nada, pero esperan.
Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.

Los amorosos son los insaciables,
los que siempre —¡qué bueno!— han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan también como serpientes
para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la obscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana

y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos,
sólo locos, sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas temblorosos,

hambrientos, a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor como en una lámpara de inagotable aceite.
Los amorosos juegan a coger el agua,

a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,

la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.
Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,

a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios una canción no aprendida.
Y se van llorando,
llorando la hermosa vida.

ggarbo, gracias por el enlace. Aquí va Sabines con voz propia:

11 de abril de 2008

ENVIDIA SANTA

Me desvelo, de nuevo, y me da con mirar videos. Hasta ahí está bien, pero doy con éste de Ana Belén y Víctor Manuel cantando juntos, que no es nuevo, bailando en el escenario entre cómplices y coquetos, y poniendo de manifiesto, que tampoco es nuevo, lo mucho que se quieren, entonces me da por llorar. Y es malo llorar a esta hora porque los ojos están rojos (por el desvelo) y las lágrimas arden. En fin, todo es culpa de este matrimonio encantador que provoca una singular ENVIDIA SANTA

8 de abril de 2008

Tengo miedo


Tengo miedo.

La tarde es gris
y la tristeza del cielo se abre
como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto
de princesa olvidada
en el fondo de un palacio desierto.
Versos del poema Tengo miedo, de Pablo Neruda

5 de abril de 2008

Nunca es tarde

La película ELSA Y FRED lleva un año en cartelera. Decir eso sobre una película de Fine Arts en Puerto Rico es estupendo, pero también es un logro que casi ninguna alcanza, una pena.

La Elsa se las trae y a Fred le anima que ella se las traiga…

Elsa sueña, entusiasma e ilusiona. Además, miente como la mejor. Fred es conservador y, por lo mismo, bastante cobarde. Elsa y Fred se toparon con el amor cuando parecía que enamorarse ya no era posible.


Dos líneas que describen perfectamente lo que da cada uno.
Fred: ¿Quieres que te haga un té?
Elsa: No... quiero que me abraces

Nunca es tarde para vivir lo que no has vivido.