30 de marzo de 2008

Vive la vida Facebook

Si me llego a imaginar antes las complejidades de la “vida facebook”, juro que nunca me hubiera suscrito.

He tratado de recordar cómo me convertí en integrante de esta red de conexión social, pero como sufro de amnesia selectiva ya lo olvidé.

Voy a narrar mi experiencia por etapas, seguro que alguien más se identifica:

Etapa I- Establecer conexión:
a. Reclamo masivo: ¿Qué todavía no estás en Facebook? (No)
b. Seguimiento: ¿Ya logiaste? (log in) (No)
c. ¡Tengo cuenta!

Etapa II- Exploración:
a. Nuevo reclamo: ¿Por qué no tiene foto tu profile?
b. Cedo a la protesta: ya mi profile tiene foto
c. La FIEBRE:
1. Estoy encontrando amigos que hace tiempo no veía
2. Estoy viendo fotos viejas y fotos recientes de gente que quiero
3. Estoy viendo fotos viejas y fotos recientes de gente que no conozco
4. Tengo más de 10 amigos
5. Tengo más de 50 amigos
6. Tengo más de 140 amigos
7. Me envían un video
8. Me envían felicitaciones de temporada
9. I’ve been poked
10. I’ve been poked too many times
11. Somebody sent me a hug
12. Somebody sent me more videos
13. Somebody sent me all kind of stuff
14. Can I consider this Spam?
15. Tengo 300 amigos en facebook
16. No conozco a mucha gente en mi círculo de amigos
17. Facebook es, ente otras cosas, un "centro de cotilleo"
18. ¡Recibo demasiados avisos, videos, fotos, mensajes, tarjetas, buenos deseos, chocolates, flores, cantacitos, encuestas, mantecados, corazones, solicitudes de amigos, globos, chistes, gustos, disgustos y mil otras cosas de las que todavía no me entero porque no tengo tiempo de ver tanto!

Etapa III- ALERTA:
a. Tengo 300 avisos sin abrir
b. Tengo 300 e-mails que me avisan que tengo 300 avisos sin abrir
c. Tengo 200 avisos más en dos días
d. Mis notificaciones de avisos van ya por 768 y tengo PÁNICO de conectarme
e. Me conecté y tengo 892 avisos y 42 mensajes de amigos que me reclaman que no les contesto sus mensajes
f. Intento ponerme al día, pero cuando voy por el tercer mensaje contestado mi buzón me indica que tengo 15 nuevos avisos

¿Será esto una CONEXIÓN ADICTIVA?
¿VALDRÁ LA PENA?

28 de marzo de 2008

Política y helado

Datos actualizados:

-El gobernador se entregó esta mañana: se declaró no culpable, no tuvo que pagar fianza ni entregar su pasaporte.
-El residenciamiento no va, por ahora, según líderes del PNP.
-El país sigue conmocionado, pero como es natural, cada cual arrima la sardina a su brasa.


Otros temas RECONFORTANES:

Hoy fue un lindo día soleado, también un día de trabajo muy productivo. Mi Ismaelillo está grande, precioso y absolutamente ¡adorable! De hecho ¿qué hago aquí sentada frente a una computadora corriente e impersonal? Me voy a pasear con el Ismaelillo, mañana no hay que madrugar y un rico helado no nos vendría nada mal…

27 de marzo de 2008

Política en Borinquen

Otro día negro en la historia de la política en PR. Esta mañana amanecimos con la noticia de los arrestos de varios colaboradores cercanos al gobernador Aníbal Acevedo Vilá y con el anuncio contundente de una orden de arresto contra el primer mandatario.

A las 9:00 de la mañana el país se paralizó. Todos los medios noticiosos transmitían la noticia sin interrupciones. Las páginas web de los principales periódicos y emisoras recibieron tantas visitas simultáneas que el sistema se sobrecargó y apenas se lograba acceso.

Miles escuchamos en directo la lectura del pliego acusatorio contra el gobernador y el desglose de los 18 cargos criminales que se le imputan, vinculados principalmente a fraudes contributivos.

El ambiente general era tenso, sombrío. Los rostros desencajados abundaban. El asombro colectivo, que no debería asombrar dados los constantes avisos de una investigación federal en curso, era digno de plasmarse en un cuadro expresionista al estilo de Edvard Munch.

Los precedentes de corrupción política en PR ya nos han lacerado bastante. Los dos principales partidos, al menos los dos que han tenido históricamente el control gubernamental local, han sido ejes de controversias vinculadas a fraudes, malversaciones de fondos públicos y otros delitos convertidos en estrategias recurrentes para financiar las campañas partidistas o para el lucro personal. Sin embargo, así como el hecho de que mirar mucha comida no quita el hambre, tampoco el constatar el desenfreno previo espanta la nueva indignación.

Hoy Puerto Rico debe estar de luto porque los conceptos de ética y de respeto al servicio público están en detrimento
, claro todavía les ampara la presunción de inocencia, pero con esos truenos... No importa quién, cómo o por qué, el asunto debe ser si podremos recuperar la confianza, si la esperanza todavía es viable, si un mundo mejor es posible. Vamos, me conformo con un gobierno bueno, más ná’. ¿Será?


Last updates:
-La fiscal federal anunció que por deferencia al cargo que ocupa, se le permitirá al gobernador negociar su entrega.

-El gobernador ha dicho en un mensaje público que no renunciará.
-Dicen que mañana se entregará.
-Esta historia continuará.

Got Facebook?

Vaya con esta nueva "herramienta" en el mercado... En el próximo post estaré contando mi experiencia: beneficios, maleficios y misas sueltas. La vida Facebook es otra cosa.

Acabar sesión:
x Logout

25 de marzo de 2008

Hijos de confinadas

En mi programa de hoy discutí, entre otros temas, el de la custodia de los hijos de mujeres confinadas. La licenciada Francelis Ortiz mostró unas estadísticas que son, a mi juicio, muy desalentadoras.
Aquí comparto algunas actuales:
-el promedio de edad que tienen las mujeres confinadas en Puerto Rico es
33 años
- 76% son madres y
tienen entre 1 a 6 hijos
- 53% son
solteras
-Los delitos más comunes en la población penal femenina, según el Departamento de Corrección, son: infracciones a la Ley de sustancias controladas, apropiación ilegal y robo, entre otros delitos. Esto implica que el término promedio de años que van a cumplir de cárcel es de entre 1 y 8 años.

Mientras, ¿qué pasa con los hijos de estas madres que están sentenciadas a cumplir determinado número de años en la cárcel? ¿Quién se encarga de ellos? Hay que considerar muchos aspectos para contestar esas preguntas, pero por lo regular algún familiar o el estado asumen la custodia provisional o permanente.
Habrá que mirar mucho más:
¿Cómo se afecta la salud mental y física del menor?
¿Qué capacidad tienen los que ostentan la custodia del menor para satisfacer sus necesidades afectivas, morales y económicas?
¿Cómo se logra que los menores se ajusten satisfactoriamente a su nuevo entorno (hogar, escuela, comunidad)?
¿Cómo se cultivan (si se cultivan) las relaciones materno-filiares?

El asunto de la custodia lo puede resolver el tribunal o el departamento de la familia, pero la mente y el corazón de esos menores necesitan más, MUCHO MÁS.

Lo esencial


Espinas

-¿Para qué sirven las espinas?
-Las espinas no sirven para nada;
son pura maldad de las flores.
-¡Oh!
El Principito cap.VII

24 de marzo de 2008

Muchas formas de huir

“Hay muchas formas de huir: la primera consiste en no levantarse de la cama, la segunda en hacerse eterno en el cuarto de baño, la tercera en prolongar el desayuno indefinidamente aspirando la esencia del café hasta conseguir la inmortalidad. Muy pocos son capaces de realizar esta hazaña espiritual: trabajarse con toda profundidad las sábanas, las abluciones, el aroma de las infusiones y hacer con ellas ese túnel que te deja siempre en la otra parte del muro, donde siempre está uno en LIBERTAD”.
Texto de la columna Fugarse, de Manuel Vicent. Incluido en el libro Las horas paganas.

Decía un amigo que para enfermarse un día cualquiera le bastaba quedarse metido en la cama tibia, bajo los influjos del alcoholado Superior 70 y de un inhalador de Vicks.

Hoy es uno de esos días

en que quisiera huir, pero no puedo.


21 de marzo de 2008

Bajo la lluvia

Anoche soñé contigo. Hace tiempo que no soñaba.

Habíamos ido a almorzar y te convencí de estacionar el auto lejos y caminar hasta nuestro destino. El trayecto era extenso, pero a lo largo de toda la ruta se veía el mar. Caminamos felices sin contar los minutos de un reloj soberbio que siempre nos traicionaba. Esa tarde no había prisa.

Inventamos un mundo nuevo en la sobremesa. Nos convencimos mutuamente de que todo sería mejor. Nos endulzamos con palabras y promesas. El postre nunca supo mejor.

Nos esperaba la ruta a la inversa; algunas millas de distancia hasta el auto, y muchos días en espera de hacer buena la promesa de felicidad.

Nos detuvimos a ver el oleaje que ya comenzaba a embravecerse como presagio del diluvio que se acercaba. Nos detuvimos uno, cinco, mil minutos. Me besaste frente al mar y te miré como quien mira con ilus
ión una estrella fugaz y le pide un deseo.

De repente llegó la lluvia. Comenzó sutil, discreta, con briznas casi imperceptibles. Luego siguieron las gotas suaves y juguetonas. Parecían inofensivas, así que nos aventuramos a continuar la marcha. Entonces, un estruendo en las alturas anunció el golpe de agua fenomenal que nos atrapó de súbito.


El cielo parecía una represa abierta. El agua nos arropó con la vehemencia del que abraza antes de partir a la guerra. La tarde palideció y se creció la corriente impetuosa que se deslizaba por las cunetas. Nos cobijamos bajo un alero que en segundos dejó de ser suficiente. Nos movimos bajo una cortina de lona que tampoco fue útil. La confusión no daba más opciones. Parecíamos estatuas paralizadas viendo llover sin saber dónde más refugiarnos.

Lo que sucedió después no sé si catalogarlo como iluminación divina o como el impulso de liberación de un deseo reprimido, pero fue un acto maravilloso que convirtió un sueño ordinario en uno espectacular. Nos sujetamos las manos con la misma complicidad con la que minutos antes nos habíamos besado, como si selláramos un pacto vital, y nos arrojamos sin condiciones al aguacero implacable que nos acogió travieso y divertido. Salté fascinada sobre los charcos que anteriormente evadía.

Hundí mis zapatos de tacón en las cunetas sucias y alborotadas.
Dejé caer el agua sobre mi cabeza hasta sentir mi pelo goteándome en la frente y los hombros. Abracé tu camisa empapada y te alenté a correr con desenfreno mientras yo no paraba de reírme como nunca antes me había reído.

Hace tiempo que no soñaba. ¡Hubiera dado tanto por no despertar!

20 de marzo de 2008

Mis muertos

Tengo tres muertos a cuestas.

Tres llamadas pendientes
que tardé en contestar

y que luego fue ya muy tarde;
se fueron y yo no les dije adiós.

Eso pesa. Pesa demasiado.
No sé si algún día me lo perdonaré.

Mi lado oscuro

Me fascina el chocolate oscuro. Hace varios años hice un recorrido por la fábrica de chocolates Harry London, en Ohio, y quedé a merced de los olores embriagantes de una pasión que me derrite. Más bien, que se derrite en mi boca.

Caminé como zombi por los pasillos fríos desde donde se observaba, a través de cristales, la transformación del cacao. El recorrido culminó, gracias a un efectivo ejercicio de planificación, en una pertinente tienda “achocolatada”. El embrujo del que fui víctima me sedujo a comprar en cinco minutos todos los chocolates que podría comerme en dos años. Salí con dos enormes bolsas de compra repletas de mis antojos favoritos.

Contrario a todos los pronósticos, no sufrí de empache, ni me arrepentí, ni me flagelé por mi falta de juicio. De hecho, me los saboreé lujuriosamente.

De más está contar que ese vicio me persigue y como todo exceso, siempre me exige más. Ya no me resulta atractivo el chocolate de leche o el blanco, o los originales híbridos con menta o coco, a mi paladar ahora solo le complace el “extra dark”. Cacao casi puro, insinuante, provocador y perverso, como el pecado original. Mi lado oscuro.

19 de marzo de 2008

El lobo, la princesa y la complicidad de Darío

De pequeña descubrí Los motivos del lobo. Bueno, descubrí el poema, los motivos los comprendí luego, más adulta. Recité en innumerables ocasiones la historia en la que San Francisco de Asís intenta domesticar al Lobo de Gubia. Declamé con voz de santo y con voz de lobo. Por pura casualidad también he vivido un poco de la misma forma.

Ese poema fue mi primer vínculo con los versos del nicaragüense Rubén Darío. En adelante, sin proponérmelo, sus poesías se me atraviesan de frente en momentos precisos en que necesito palabras prestadas, en que me urgen imágenes que atavíen mis lágrimas gastadas. Gracias, Darío.

Fragmento de Sonatina:

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

http://www.poesia-inter.net/index604.htm

16 de marzo de 2008

SWEET NOVEMBER

Tengo la pésima costumbre de ver esta película en los momentos menos apropiados. Y una crisis de maldeamor es definitivamente un momento inoportuno. Después de todo, ¿quién puede saber qué pasará? Sólo el tiempo, sólo el tiempo dirá.



Only Time, by Enya
Who can say
where the road goes,
where the day flows,
only time.
And who can say
if your love grows
as your heart chose,
only time.
Who can say
why your heart sighs
as your love flies,
only time.
And who can say
why your heart cries
when your love lies,
only time...

Quíntuples

A pesar de todos los inconvenientes que por naturaleza debo rebasar a la hora de disfrutar de un evento que añoro, mi esperado reencuentro con los Quíntuples Morrison se materializó el miércoles pasado en el Teatro de la UPR en Río Piedras. Mi noche colapsó en pleno teatro repleto y remodelado, afortunadamente mis entradas y salidas son como las de Dafne Morrison (ya entenderán al final del post), la procesión va por dentro.

Quíntuples es una pieza teatral, escrita por Luis Rafael Sánchez (de quien soy admiradora confesa) y se compone de seis monólogos interpretados por una actriz y un actor. La obra fue concebida para la representación artística de Idalia Pérez Garay y Paco Prado. Desde la muerte de Prado, ha sido representada por Idalia y José Félix Gómez. La obra parece un traje entallado sobre la silueta de ambos actores que, aunque solo al final, por breves segundos, se encuentran en el escenario, hacen acopio en solitario de sus magníficos dotes histriónicos y se apropian de las tablas con dominio absoluto de los personajes y por ende, del público.

Los Quíntuples Morrison: Dafne, Baby, Bianca, Mandrake y Carlota, junto a su padre Papá Morrison, presentan su espectáculo artístico ante los asistentes del Congreso de Asuntos de Familia. Durante el acto, los hermanos entretienen con sus anécdotas y monólogos improvisados, que eventualmente dejan entrever sus verdaderos conflictos familiares y sus vaivenes emocionales.
La obra es interactiva, por lo que los asistentes están expuestos a las travesuras coquetas de Dafne, los exabruptos de Baby, la cólera de Bianca, las crudas confesiones de Mandrake, las ingeniosas demandas de Carlota y a los piropos y solicitudes del gran divo Papá Morrison.


Dafne, mi favorita, es quien comienza la función y habla sobre el amor y sus efectos. Su experiencia la acredita para disertar sobre el tema. Sus siete maridos (más o menos), su ferocidad inigualable, su devoción hacia las novelas rosa, su espíritu asequible, su inmediatez, su coquetería rebosante y su declarada actitud liviana y mundanal la facultan para conferenciar sobre el tema del que es preciso redundar: el amor y sus efectos.

Ella es también aspirante a mito. Tiene una sonrisa espectacular, acentúa con gestos sus palabras zalameras, es dramática, juguetona, provocadora y bella.
Dafne entra y sale majestuosa del escenario (precisa el autor en sus acotaciones), como una divinidad que zarpara hacia los cielos de su absoluta propiedad. No importa su infelicidad. No importa su inconformidad con el amor que nunca es como se supone. No importa que no sea lo que quiere ser. No importa que la vida le juegue tantas trampas o que nunca llegue la estabilidad que añora; Dafne entra y sale con tono espectacular y fingidísimo.

¡Cómo no adorar a Dafne Morrison!

10 de marzo de 2008

Algunas veces

Hoy ando conectada a Sabina. Que conste que no tengo Ipod (perdonen la confesión de esta chica poco tecnológica), mi conexión es tan sencilla, tan básica como tararear algunas estrofas en el carro, en la ducha, mientras guardo la compra o hago el café:
"Algunas veces vuelo
y otras veces
me arrastro demasiado
a ras del suelo..."

Me fascina esa canción de Sabina, pero la disfruto más cuando la escucho en la voz de Rosario Flores, que la interpreta como un lamento sensual con la angustia del maldeamor.
“…Y algunas veces suelo recostar
mi cabeza en el hombro de la luna
y le hablo de esa amante inoportuna
que se llama soledad,
que se llama soledad.”

Qué pena: siento lo mismo que él, pero no canto como ella.

9 de marzo de 2008

Bestia-Man

“Yo no hice nada malo. Yo soy Bestia-Man y estaba furioso”

Ante la crisis de salud mental que vive el país, las desgracias que diariamente vemos reseñadas en la prensa, las que no vemos, pero sabemos que suceden, la crianza revertida (los niños criando a los adultos) y las crueldades que no conseguimos explicarnos; la columna "Cartilla fonética actualizada", de la escritora puertorriqueña Magali García Ramis, es lectura obligada. El periódico El Nuevo Día la publicó hoy en el espacio MIRADOR de la sección de Cultura.

Desde ese mirador criollo, Magali observa y reseña. Bestia-Man es la historia de miles de niños y niñas, y de sus respectivos padres y madres que, pretendiendo el amor, cultivan el desamor. Es la conveniencia de la crianza marca ACME, en la que no vemos el daño hasta que ya es casi irremediable. Bestia-Man gruñe, gime, llora, se antoja y se sale con la suya. ¡Grrrrrrrrrrrr!
Enlace de la columna: http://209.85.165.104/search?q=cache:yEuIFDBAomgJ:www.elnuevodia.com/diario/noticia/cultura/noticias/cartilla_fonetica_actualizada/375558+cartilla+fonetica+actualizada&hl=es&ct=clnk&cd=1&gl=pr

Déjà vu

La vida es cíclica, porque esto ya lo había vivido…

Canción Soledad, del cantautor uruguayo Jorge Drexler:


Soledad,
aquí están mis credenciales,
vengo llamando a tu puerta
desde hace un tiempo,
creo que pasaremos juntos temporales,
propongo que tú y yo nos vayamos conociendo.

Aquí estoy,
te traigo mis cicatrices,
palabras sobre papel pentagramado,
no te fijes mucho en lo que dicen,
me encontrarás en cada cosa que he callado.

Ya pasó,
ya he dejado que se empañe la ilusión
de que vivir es indoloro.
Que raro que seas tú
quien me acompañe, soledad,
a mi, que nunca supe bien
cómo estar solo.

7 de marzo de 2008

Tanto y tan fuerte

Ya me lo habían advertido. Cuando estaba encinta, me dijeron que esa etapa era principio de dolores. Y quién lo dijo no se refería sólo a las dificultades de la crianza.

“Prepárate”, me sentenciaron, “porque vas a sufrir. De ahora en adelante te afectará todo lo malo que suceda con un menor”. – Ya me sucede, comenté. “Pero no es igual”. Quién me lo dijo sabía, porque en efecto, no es igual. Cada vez es más difícil, más duro, más intolerable.

Mi costumbre de leer los adelantos noticiosos del día siguiente vía internet, me acaba de enfrentar a una noticia desgarradora. Un incidente con cinco menores ¡de 6 a 8 años!, críos apenas, que dejará al país desecho. Yo estoy aturdida, devastada, dolida y sorprendida ante tanta perversidad. Estoy descorazonada. Tengo tanta ira, tanto dolor. ¿Cómo se calma un corazón a galope? ¿Cómo, aún con todo el sueño del mundo, puede uno irse a la cama en estas circunstancias? ¿Cómo dejar de pensar que lo más importante de mi vida tiene 5 años y está viviendo en un mundo que puede ser más cruel que la peor de las pesadillas? Estoy desconsolada, terriblemente abatida. ¿Y eso, cómo se cura?

3 de marzo de 2008

Sala de emergencias

Estoy considerando hacer un blog nuevo. Uno que se llame: Cómo conciliar el sueño y no morir en el intento. Tengo la fantasía de dormir 8 horas sin interrupciones, ¿será eso mucha ilusión?

Cielos, empiezo a preocuparme, mi gran fantasía se reduce al disfrute en solitario de un colchón mullido y de una almohada tibia que me cobije por un tiempo razonable. Qué mal me va.

Siempre aparece una razón mayor, más contundente, para privarme de sueño, pero la enfermedad, por mucho, es la causa más canalla. Sobre todo si el enfermo es mi hijo.

Las salas de emergencia son zonas fértiles para estudios antropológicos. Claro, también para bacterias; por eso las evado. Sin embargo, cuando el mal empeora suelen ser la opción más confiable. Por eso, después de 3 horas de debatirme entre ir o no ir, me decidí por lo primero. Desafortunadamente, las 3 horas de indecisión me hicieron salir de casa más tarde de lo deseado. Partimos a media noche hacia el hospital. La rutina médica es otro tema, pero el ansiado regreso a casa se dio en plena madrugada. A las 4 de la mañana mi cara era un poe
ma (con licencia poética incluida).

Ahora, de algo estoy segura, que si voy a desvelarme prefiero que sea por verle la sonrisa a mi hijo cuando por fin se le cura la tos.

2 de marzo de 2008

Complot contra el descanso

El asunto del sueño es recurrente. Hay una mosca, tse-tse, que según los expertos, provoca la enfermedad del sueño. Sé que no me ha picado, porque además de la somnolencia aguda, también provoca una infección severa que afortunadamente no tengo. Además, la mosca vive en África y todavía no viajo allá.

Pero tal vez tiene una variante, no sé, un mosquito tropical que vive, digamos, en el bosque de San Patricio. No le doy más vueltas; tengo tanto sueño acumulado que podría dormir por tres semanas levantándome sólo a comer.

Los domingos, que suponen el comienzo vigoroso de una nueva semana, me resultan un verdadero martirio. Es como llegar a la meta de un maratón para el que no estaba preparada, caigo rendida ante un agotamiento que invalida cualquier hazaña lograda. Y si encima se fragua un complot contra el descanso, ¿qué se supone que uno haga…? Cuando tengo sueño no puedo dormir y cuando puedo dormir me da insomnio. ¡Necesito vacaciones!

Hoy botaron la pelota conmigo.
5:00 am – Mi hijo abre la puerta de mi cuarto
-Mami, quiero terminar de dormir aquí
Muy bien, hago espacio y con todo el cariño le advierto:
-Mi amor, hoy es domingo, mamá quiere descansar
5:10 am – Mami, te amo
-Yo también, duérmete
5:35 am –¿Mami, que vamos a hacer hoy?
-Por lo pronto, DORMIR
6:00 am – ¿Ya amaneció?
-Silencio…
6:20 am –¿Ya me puedo levantar?
-No
6:35 am -¿Ahora sí?
-No
6:40 am –Tengo que hacer pipi
-Pues ve al baño
-¡Jupi, me puedo levantar!
-¡Ve al baño y regresa a dormir!

Como supuse, se fue a jugar. Desde mi cuarto pude distinguir, casi al unísono, el sonido de un tren, un carro de control remoto chocando con las paredes y los muñequitos en TV a todo volumen. Resignada me levanté, le preparé desayuno y le pedí por enésima vez que no hiciera tanto ruido. Estaba tan cansada que ni siquiera me preparé café. ¡Ese es el elixir mágico que me cura cualquier mal humor y no me lo pude preparar porque estaba cansada!

Luego de algunas horas de negociación, en que por supuesto, no logré nada, regresé a la cama. Por favor, le rogué, mamá quiere dormir un rato, me levantas sólo si hay una emergencia. ¿Entendido?
9:00 am - ¿Mami, ya te dormiste?
-me acabo de acostar de nuevo ¿qué pasó?
-Nada, te quería cantar una canción
-A ver, canta
9:15 am -¿Te canto otra?
-Después
9:30 am -¿Mami, qué te parece si vamos a Luquillo?
-Si no me dejas dormir un rato no vas ni a la cocina
-Pero, ¿y si me da hambre? (amague de llanto)
-Es un decir, a la cocina sí puedes ir. Recuerda que sólo me interrumpes si hay una emergencia.
9:40 am Ismaelillo entró corriendo al cuarto:
-EMERGENCIA, EMERGENCIA
-¿Qué pasó?
-¡Mira!
-¿Qué?
-un juguete me raspó, ¿ves este puntito pequeño en el pie? Fue un juguete que no obedeció y me raspó
-¿Ah, y qué hacemos con los que no obedecen?
-Pues los castigamos
-¿Entonces te puedo castigar a ti?
-No, tú me dejaste interrumpir si había emergencia y eso era una...
9:45 am Comienza el chantaje
-Ismaelillo, si me dejas dormir 20 minutos te doy un premio
-¿Cuál premio?
-Qué sé yo, cualquiera
-Pero, ¿Cuál es cualquiera?
-Lo que quieras, ¡déjame dormir!
9:50 am -¿Mami, ya pasaron los 20 minutos?
-¡NO!
9:55 am -¿Ya me gané el premio?
-¡No hay premio y no habrá privilegios por una semana!
-¿Te vas a levantar?
-¡Claro, si no me dejas dormir!
-¿Entonces, me das el premio?

Ya son las 5:00 de la tarde. ¡No he podido dormir, ni tampoco hacer nada productivo porque estoy cansada! No he tenido 10 minutos de silencio en la casa en todo el día y lo peor es que mañana mi día comienza a las 5:00 am. ¿Sobreviviré hasta el próximo domingo? No estoy segura… ZZZZZZZZZZZZZZ