26 de febrero de 2008

Para recordar en año político

"The fault, dear Brutus, is not in our stars,
But in ourselves, that we are underlings."
W. Shakespeare


"La falta, querido Brutus, no está en los astros, sino en nuestras almas prosternadas."
(La traducción la leí en un artículo de Jorge Bruce, que aunque no especifica si es de él, me parece una de las mejores)

En una de las obras más notorias de William Shakespeare, la tragedia Julio César, el personaje de Casio intenta convencer a Bruto de que tienen que detener las aspiraciones de Julio César de convertirse en monarca, en aras de la libertad y la democracia. Bruto es conciente de las intenciones de César, pero se debate entre su sentimiento de amistad hacia él, y su compromiso patriótico.

En ese contexto, Casio alude al planteamiento de que César siendo igual a ellos, está endiosado y que sería perjudicial validarlo en el poder. Si todos fueron creados iguales, ¿por qué tendrían entonces que reverenciar a otro hombre?

La cita del principio ha sido interpretada bajo el supuesto de que nuestras decisiones y acciones no son responsabilidad del destino, sino de nuestra naturaleza humana y de nuestra condición de subordinados.

Cualquier parecido con la realidad boricua es sólo coincidencia.

Insomnio

Todavía no encuentro la manera de dormir una noche entera. Es pesado el insomnio.

He intentado acostarme tarde, pero eso no ayuda, de todos modos tendré que madrugar. Cada día detesto más ese sonido agudo de mi alarma en el momento preciso en que comienzo a soñar. El comienzo de las faenas cotidianas es impostergable.

He intentado acostarme temprano, pero eso tampoco ayuda. Primero, porque a las 9:00 de la noche todavía tengo tareas pendientes; segundo, porque invariablemente despierto a las 3:00 de la mañana.

Hay un agravante: contar ovejitas no funciona!!

Bueno, voy a ser positiva: acabo de encontrar el momento preciso para actualizar mi blog…

20 de febrero de 2008

Eclipse en dos actos

Primer acto:
Por fin me logré un eclipse lunar. Me asomé al balcón con discreción a la hora indicada y divisé la luna atrevida frente a mí. Parecía un manjar dispuesto al mordisco. Se fue ocultando inexorablemente hasta que fue cubierta totalmente por la sombra de la Tierra.
En ese caso la luna no desaparece: sigue ahí, pero no recibe la luz del Sol.

Sé lo que se siente. Total eclipse of the heart, cantó tantas veces Bonnie Tyler. Eclipse total del amor, cantó tantas veces Lissette: "...de vez en cuando pienso que ya estoy muy cansada de estar sola y de escucharme llorar..."

Se acabó el eclipse. Dicen que, aunque fue un evento normal, será el último que apreciaremos durante esta década. Ojalá.

Segundo acto:
Eclipse viene del griego "ekleipsis", que significa desaparición. La madrugada del eclipse lunar hubo otra desaparición. Murió, de manera trágica, el gimnasta Diego Lizardi. Una sombra prematura lo cubrió sin piedad. ¡Tenía sólo 32 años! Era, además de joven, atleta, esposo, entrenador y empresario. Una vida sin vicios y con tantas posibilidades.

¿Hay explicación posible? ¿Hay consuelo posible?

“Ars longa vita brevis”
"El arte es largo, la vida breve"
Hipócrates

Fotos: Agencia EFE

A Diego lo conocí cuando estuvo de invitado en mi programa "De 0 a 15". Una de las cosas que más me entusiasmó de su relato fue cuando señaló que les agradecía a sus padres y a su entrenador el apoyo mesurado; un respaldo que él nunca sintió forzado ni condicionado a su ejecución, que de hecho, era excelente.

Las presiones se las creaba él mismo, contó, pero siempre tuvo el balance de saber que lo hacía por su propia voluntad competitiva y no porque se lo exigieran. Se dedicó luego a encaminar a la nueva generación de gimnastas y a abogar por el desarrollo de ese deporte.

Miles lloraron su partida. El arte perdura, espero que el suyo sea perpetuo.

17 de febrero de 2008

Percepción

Me encuentro con estas palabras de Pilar Miró
y me sorprende que no haya sido yo quién las dijo:
"Yo procuro ser coherente...
pero una cosa es cómo se ve uno a si mismo
y otra cómo te ven los demás."

También me asalta la duda que resulta eje de una de las obras que ella dirigió:
¿Es posible que diciendo la verdad nadie me crea?

Cita de la obra La verdad sospechosa

Hope is a strange invention


Hope is a strange invention.
A Patent of the Heart.
In unremitting action
yet never wearing out.

Of this electric Adjunct
not anything is known,
but its unique momentum
embellish all we own.


Emily Dickinson
(1830 - 1886)
Amherst, Massachusetts

14 de febrero de 2008

El amor es un demonio

El amor es un demonio. No lo digo yo, lo dijo el Gabo. Y lo mostró en sus diversas manifestaciones.

Se reconoce en muchas de sus historias. Por ejemplo, la de Sierva María de Todos los Ángeles y Cayetano Delaura; la de Fermina Daza y Florentino Ariza; la de los Buendía, con los respectivos demonios de cada generación; o la de Ángela Vicario y Bayardo San Román. Esto es sólo un asomo extremadamente reducido.

Yo también tengo el mío. Difícil este demonio. Es como montar a un potro salvaje; no sabe uno si llegará al destino o si caerá maltrecho en medio del camino.

El amor es un demonio.
No lo digo yo, lo dijo el Gabo.
Yo sólo coincido.

10 de febrero de 2008

La que viene escondida

Violeta Parra tal vez llegó al mundo escondida, (más bien inadvertida), pero se fue tras el estruendo violento de una detonación. Estaba muy joven, sólo 49 años y tanto talento, al parecer poco apreciado hasta entonces.
Después de su muerte logró lo que antes añoró; el reconocimiento pleno de su obra.
El Centro Cultural Palacio La Moneda, en Chile, inauguró en noviembre una exposición con la obra visual de Violeta Parra. La muestra titulada “Violeta Parra: la que viene escondida” está conformada por 25 óleos, 13 arpilleras y 9 obras en papel maché, y permanecerá abierta durante cinco años.


El proyecto museográfico incluye además audio de música y conversaciones y pantallas de video de la folclorista.
Tuve el privilegio de visitar la exhibición y de apreciar de cerca la fuerza creadora de esta mujer sempiterna, como la adjetivó Neruda.

Una de las letras que más me conmovió fue la de El Amor, que pone de manifiesto el dolor que produce la decadencia. Una de sus estrofas se reproduce en la foto.

Parecería una paradoja, pero Violeta también escribió el himno a la vida por excelencia: Gracias a la vida.
Aquí una muestra del poder de su letra:

“Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me ha dado la risa y me ha dado el llanto. Así yo distingo dicha de quebranto, los dos materiales que forman mi canto, y el canto de ustedes que es el mismo canto y el canto de todos, que es mi propio canto”.

¡La bala siniestra arrebató demasiado!

9 de febrero de 2008

Sólo se trata de vivir

Justo cuando me propuse ser más consecuente con mi blog dejé de escribir. La vida está llena de contradicciones.

Fito Páez dijo más: La vida es una moneda.

En el enlace siguiente Juan Carlos Baglietto la interpreta junto a Cielo Razzo: http://www.youtube.com/watch?v=0Fj2szte2Gc

La vida es una moneda
quien la rebusca la tiene,
ojo que hablo de monedas
y no de gruesos billetes.

Mi vida es una hoja en blanco ,
un piano desafinado,
diez dedos largos y flacos ,
y un manojo de palabras.

Sólo se trata de vivir
esa es la historia,
con la sonrisa en el ojal,
con la idiotez y la locura
de todos los días,
a lo mejor resulta bien.

La gente sueña que sueña,
la calle sigue que sigue,
el taxi gira que gira,
el cielo y la ancha avenida.

Los días cantan la historia
del hombre al borde del hombre,
los días cantan mañana,
los días no tienen miedo.

Sólo se trata de vivir
esa es la historia,
con un amor, sin un amor,
con la inocencia y la ternura
que florece a veces,
a lo mejor resulta bien.

Si nos inunda el asfalto
de sensaciones profundas
gocemos bien nuestro ahogo
que es nuestra imagen fecunda.

La vida es una moneda
quien la rebusca la tiene,
ojo que hablo de monedas
y no de gruesos billetes.

Sólo se trata de vivir
esa es la historia,
con la sonrisa en el ojal,
con la idiotez y la locura
de todos los días,
a lo mejor resulta bien.

Sólo se trata de vivir
esa es la historia,
con un amor, sin un amor,
con la inocencia y la ternura
de todos los días,
a lo mejor resulta bien.