11 de octubre de 2008

De la felicidad a la tristeza (en dos semanas y menos de 200 páginas)

¡Qué poco dura la felicidad! Apenas culminar un recorrido tan provechoso como el de Héctor (si anda perdido refiérase a la entrada anterior), cuando de pronto: ZAS!... invade la tristeza. Aquí comparto algo de la siguiente novela (de las de menos de 200 páginas) que terminé hace poco:

Buenos días, tristeza
de Françoise Sagan

"A ese sentimiento desconocido cuyo tedio, cuya dulzura me obsesionan, dudo en darle el nombre, el hermoso y grave nombre de tristeza. Es un sentimiento tan total, tan egoísta, que casi me produce vergüenza, cuando la tristeza siempre me ha parecido honrosa. No la conocía, tan sólo el tedio, el pesar, más raramente el remordimiento. Hoy, algo me envuelve como una seda, inquietante y dulce, separándome de los demás."
Párrafo primero de la novela

Resulta que fue, para el 1954, la primera novela de esta escritora francesa (me ha dado con los franceses, es pura casualidad), y la escribió a sus ¡19 años! El libro fue convertido en guión y llevado al cine en el 1958. La contraportada del libro ofrece esta síntesis:

"En una hermosa mansión a orillas del Mediterráneo, Cécile, una joven de diecisiete años, y su padre, viudo y cuarentón, pero alegre, frívolo y seductor como nadie, amante de las relaciones amorosas breves y sin consecuencias, viven felices, despreocupados, entregados a la vida fácil y placentera. No necesitan a nadie más, se bastan a si mismos en una ociosa y disipada independencia basada en la complicidad y el respeto mutuo.

Un día, la visita de Anne, una mujer inteligente, culta y serena, viene a perturbar aquel delicioso desorden. A la sombra del pinar que rodea la casa y filtra el sol abrasador del verano, un juego cruel se prepara.

¿Cómo alejar la amenaza que se cierne sobre la extraña pero armónica relación de Cécile con su padre ? A partir del momento en que Anne, que había sido amiga de su madre, intenta adueñarse de la situación, Cécile librará con ella, con el perverso maquiavelismo de una adolescente, una lucha implacable que, a pesar suyo, erosionará su vida y la conducirá lentamente al encuentro de la tristeza".

2 comentarios:

Rey dijo...

Me gusta mucho tu blog. Encuentro en tu bitácora sensibilidad, inteligencia y compromiso. Adelante.

Isa dijo...

Hola Rey, gracias por la visita y por el mensaje. Saludos!