14 de septiembre de 2008

Evolución

A veces pasa... cambia uno de repente y al día siguiente amanece con la sensación de ser otra persona.

-Y ahora -dijo el Grifo, dirigiéndose a Alicia-, cuéntanos tú alguna de tus aventuras.

-Puedo contarles mis aventuras... a partir de esta mañana -dijo Alicia con cierta timidez -pero no serviría de nada retroceder hasta ayer, porque ayer yo era otra persona.
Lewis Carroll
(Alicia en el país de las maravillas- Capítulo X: El baile de la langosta)

No hay comentarios.: