27 de marzo de 2008

Política en Borinquen

Otro día negro en la historia de la política en PR. Esta mañana amanecimos con la noticia de los arrestos de varios colaboradores cercanos al gobernador Aníbal Acevedo Vilá y con el anuncio contundente de una orden de arresto contra el primer mandatario.

A las 9:00 de la mañana el país se paralizó. Todos los medios noticiosos transmitían la noticia sin interrupciones. Las páginas web de los principales periódicos y emisoras recibieron tantas visitas simultáneas que el sistema se sobrecargó y apenas se lograba acceso.

Miles escuchamos en directo la lectura del pliego acusatorio contra el gobernador y el desglose de los 18 cargos criminales que se le imputan, vinculados principalmente a fraudes contributivos.

El ambiente general era tenso, sombrío. Los rostros desencajados abundaban. El asombro colectivo, que no debería asombrar dados los constantes avisos de una investigación federal en curso, era digno de plasmarse en un cuadro expresionista al estilo de Edvard Munch.

Los precedentes de corrupción política en PR ya nos han lacerado bastante. Los dos principales partidos, al menos los dos que han tenido históricamente el control gubernamental local, han sido ejes de controversias vinculadas a fraudes, malversaciones de fondos públicos y otros delitos convertidos en estrategias recurrentes para financiar las campañas partidistas o para el lucro personal. Sin embargo, así como el hecho de que mirar mucha comida no quita el hambre, tampoco el constatar el desenfreno previo espanta la nueva indignación.

Hoy Puerto Rico debe estar de luto porque los conceptos de ética y de respeto al servicio público están en detrimento
, claro todavía les ampara la presunción de inocencia, pero con esos truenos... No importa quién, cómo o por qué, el asunto debe ser si podremos recuperar la confianza, si la esperanza todavía es viable, si un mundo mejor es posible. Vamos, me conformo con un gobierno bueno, más ná’. ¿Será?


Last updates:
-La fiscal federal anunció que por deferencia al cargo que ocupa, se le permitirá al gobernador negociar su entrega.

-El gobernador ha dicho en un mensaje público que no renunciará.
-Dicen que mañana se entregará.
-Esta historia continuará.

2 comentarios:

Priscilla dijo...

Esta entrada hoy más que nunca merece una revisión. En mi caso, como siempre tuve la certeza desde el primer día que los cargos eran fabricados, (es más, diría que pre-fabricados), me encantaría que aquellos que se dejaron ir por la sensacionalista conferencia de prensa de Rosa Emilia, reevaluaron su percepción de los hechos.

Aníbal Acevedo fue mi compañero de clases en la Escuela de Derecho. Yo sabía que habían pretendido estirar los cargos para alcanzarlo, pero aunque sí hubo violaciones a la ley electoral, pretender culparlo a él y dejar fuera a toda esa lista de delincuentes confesos era una tarea muy maligna. La justicia falló malamente cuando ofreció inmunidad y rebaja de los delitos a medio mundo para alcanzar solo a uno.

Isa dijo...

Priscilla:

Gracias por el comentario. Coincido en que el tema merece continuidad y una nueva entrada. La crónica, más que un juicio, fue una reflexión del asombro colectivo, del poder mediático y del manejo de los temas judiciales y políticos en PR, que ciertamente tienen un matiz muy agudo.