24 de marzo de 2008

Muchas formas de huir

“Hay muchas formas de huir: la primera consiste en no levantarse de la cama, la segunda en hacerse eterno en el cuarto de baño, la tercera en prolongar el desayuno indefinidamente aspirando la esencia del café hasta conseguir la inmortalidad. Muy pocos son capaces de realizar esta hazaña espiritual: trabajarse con toda profundidad las sábanas, las abluciones, el aroma de las infusiones y hacer con ellas ese túnel que te deja siempre en la otra parte del muro, donde siempre está uno en LIBERTAD”.
Texto de la columna Fugarse, de Manuel Vicent. Incluido en el libro Las horas paganas.

Decía un amigo que para enfermarse un día cualquiera le bastaba quedarse metido en la cama tibia, bajo los influjos del alcoholado Superior 70 y de un inhalador de Vicks.

Hoy es uno de esos días

en que quisiera huir, pero no puedo.


No hay comentarios.: