29 de diciembre de 2008

FAMILIA

Una historia universal...


La familia, duo Pimpinela

24 de diciembre de 2008

Buen Samaritano

En una película de superhéroes escuché a Mr. Increíble quejarse porque lo estaba demandando un hombre al que él le había salvado la vida. “Mi cliente no pidió ser salvado”, gritaba el abogado del demandante ante los periodistas. El superhéroe, por supuesto, estaba resentido. Afortunadamente no abandonó su misión de proteger al mundo.

Me pareció un libreto inverosímil. No es posible, pensé, que alguien sea tan malagradecido, por no decir canalla. Me equivoqué.

Presumo que deben existir en los tribunales muchos casos como ese, pero tan reciente como esta semana la corte de California le dio el visto bueno a una mujer para demandar a una compañera de trabajo que la rescató justo en la escena de un accidente vehicular.

Reseña la noticia que la mujer viajaba como pasajera de un carro que chocó contra un poste eléctrico y su compañera de labores, que viajaba como pasajera en otro vehículo, pensó que el auto accidentado estallaría, por lo que se apresuró a sacarla del mismo.

La víctima sostuvo que fue halada como “una muñeca de trapo” y eso le ocasionó una lesión que como consecuencia la dejó paralítica. Ahora pretende demandar a su rescatista para que pague por el daño causado. El debate público se ha centrado en lo que costaría, con ese precedente, ser un buen samaritano.

Finaliza otro año y reflexiono sobre el deterioro social, la criminalidad, el acoso insensible del morbo, la falta de ética que ha estremecido incluso a las instituciones en las que descansa nuestra seguridad, los deseos de que la sociedad sea mejor, la ilusión de que nuestros hijos encuentren un mundo sano y habitable, pero cada día nos lo ponen más difícil.

Me pregunto, ¿cuántos buenos samaritanos tendremos ahora? Si nos tocara a nosotros, si nos pusiéramos en ambas situaciones, si nos encontráramos con un incidente similar en el futuro cercano, ¿de qué lado estaríamos, del demandante o del demandado? ¿Tendremos que salir blindados de seguros para tener caridad? ¿Deberemos desentendernos, en adelante, de la crisis ajena? ¿Tendrá el herido que firmarnos un relevo de responsabilidad? ¿Seremos nosotros las próximas víctimas?

Cada día se hace más difícil ser bueno. Le consultaré a Mr. Increíble cómo lo logró.


Publicada el 24 de diciembre de 2008: http://www.elnuevodia.com/diario/columna/509302

ARBOL DE NAVIDAD VIVIENTE

Un proyecto extraodinario; compromiso, talento y testimonio. El Coro Mayor de la Primera Iglesia Bautista de Caguas presenta la temporada final del Arbol de Navidad Viviente.

19 de diciembre de 2008

Esperanza


Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.
Martin Luther King

Color Esperanza - Diego Torres

30 de noviembre de 2008

Mario

"... que un inocente es mejor
que toda vana elocuencia"
Fragmento de Los locos de Valencia, de Lope de Vega

La semana pasada tuve a Mario de invitado en mi programa. No lo conocía, sólo tenía la referencia de que una representante del Instituto Psicopedagógico participaría del espacio para hablar sobre la institución que alberga niños y adultos con retardo mental.

Me indicaron que Mario la acompañaría para cantar unas décimas. Me alegré mucho, en otro segmento tendría a
Ana Ivelís, una niña trovadora con una voz privilegiada, así que tener a otro niño cantante me pareció estupendo, sobre todo si su talento iba por encima de un diagnóstico de retardación severa.

Cuál fue mi sorpresa al conocer a Mario y descubrir que su niñez era ya muy lejana. Era un adulto mayor que yo y mayor que la representante del Instituto. ¡Todo un ser de luz ese Mario!

Ha estado interno en el psicopedagógico desde que tenía 9 años, esa es su casa, y según evidenciaron sus palabras y sus agradecimientos, los que allí trabajan son sus aliados.

Aunque celebro a todos los que participaron de un programa lleno de alegría, reconozco que la SONRISA de Mario me iluminó. Además, cantó de memoria las décimas que había llevado escritas en un papelito "por si acaso" y logró que todos en el estudio le hicieran coro. MARIO ME HIZO LA NOCHE. Conocerlo me ha hecho mirar de otro modo la vida.

19 de noviembre de 2008

Una llamada inesperada

Es sorprendente el efecto tan positivo que pueden tener una llamada inesperada y una conversación estupenda a una hora en que pensaba que ya mi día no tenía posibilidades de mejorar.

10 de noviembre de 2008

Elegía

La muerte es canalla. Mi entrada más reciente anticipó el dolor. Casualmente se llamaba Elegy, y comentaba la película del mismo nombre. Ahora la elegía es personal, me lacera el dolor de la pérdida y de las citas pendientes que se me acumulan en la conciencia porque ya no se van a materializar. En la víspera del cumpleaño de mi hijo, de la celebración de la vida de lo que más quiero, recibí una llamada de esas que uno no quisiera recibir nunca. Me anunciaron la MUERTE de un amigo y me soltaron de repente el modo tan trágico en que perdió la vida.

Esa muerte me dolió mucho, no sólo por el inmenso cariño que le tuve a él y que le tengo a toda su familia, también porque dejé una cita pendiente. Apenas unas semanas antes me llamó para vernos, para ver a mi hijo que cariñosamente le llamaba "abuelo", para reunirnos a reírnos que era lo que invariablemente ocurría en tan apreciados juntes. No pudimos vernos. Esos asuntos pendientes me lastiman demasiado. En menos de un mes se cumplirán cuatro años de otra pérdida y de otra llamada en espera que dejé con mi entrañable Jesús Vera. Estoy herida en el presente y en el recuerdo. Me reafirmo; la muerte es canalla.

A Miguel Hernández se le murió Ramón Sijé y le dedicó una elegía desgarradora. La incluyo con la voz de Serrat, que seguro le gustaría al Vera y a Don John
.

LOS QUIERO.

19 de octubre de 2008

Elegy

La película es una adaptación de la novela de Philip Roth, “El animal moribundo” (“The Dying Animal”).
Un juego en el que convergen la seducción, el miedo, el erotismo, la confianza, el deleite de regodearse en los placeres cotidianos, los desencuentros por amores poco convencionales, la amistad, la paternidad, la vulnerabilidad, las palabras y las obsesiones con la edad, el cuerpo, el compromiso, la belleza y el placer, siempre el placer. Mejor aún; el amor.

16 de octubre de 2008

Mujer de 26 años

Mujer de 26 años
Letra:
José Ángel Hernández Colón
Música: Haciendo punto en otro son
Cantantes: Tony Croatto y Tito Auger
Concierto- Un Junte Para La Historia

11 de octubre de 2008

De la felicidad a la tristeza (en dos semanas y menos de 200 páginas)

¡Qué poco dura la felicidad! Apenas culminar un recorrido tan provechoso como el de Héctor (si anda perdido refiérase a la entrada anterior), cuando de pronto: ZAS!... invade la tristeza. Aquí comparto algo de la siguiente novela (de las de menos de 200 páginas) que terminé hace poco:

Buenos días, tristeza
de Françoise Sagan

"A ese sentimiento desconocido cuyo tedio, cuya dulzura me obsesionan, dudo en darle el nombre, el hermoso y grave nombre de tristeza. Es un sentimiento tan total, tan egoísta, que casi me produce vergüenza, cuando la tristeza siempre me ha parecido honrosa. No la conocía, tan sólo el tedio, el pesar, más raramente el remordimiento. Hoy, algo me envuelve como una seda, inquietante y dulce, separándome de los demás."
Párrafo primero de la novela

Resulta que fue, para el 1954, la primera novela de esta escritora francesa (me ha dado con los franceses, es pura casualidad), y la escribió a sus ¡19 años! El libro fue convertido en guión y llevado al cine en el 1958. La contraportada del libro ofrece esta síntesis:

"En una hermosa mansión a orillas del Mediterráneo, Cécile, una joven de diecisiete años, y su padre, viudo y cuarentón, pero alegre, frívolo y seductor como nadie, amante de las relaciones amorosas breves y sin consecuencias, viven felices, despreocupados, entregados a la vida fácil y placentera. No necesitan a nadie más, se bastan a si mismos en una ociosa y disipada independencia basada en la complicidad y el respeto mutuo.

Un día, la visita de Anne, una mujer inteligente, culta y serena, viene a perturbar aquel delicioso desorden. A la sombra del pinar que rodea la casa y filtra el sol abrasador del verano, un juego cruel se prepara.

¿Cómo alejar la amenaza que se cierne sobre la extraña pero armónica relación de Cécile con su padre ? A partir del momento en que Anne, que había sido amiga de su madre, intenta adueñarse de la situación, Cécile librará con ella, con el perverso maquiavelismo de una adolescente, una lucha implacable que, a pesar suyo, erosionará su vida y la conducirá lentamente al encuentro de la tristeza".

5 de octubre de 2008

El secreto de la felicidad

Con el ritmo tan acelerado que lleva mi vida (y con todos los compromisos que le añado porque me cuesta mucho decir que no), he tenido que reducir mi tiempo para la lectura. Algo paradójico, si considero que es uno de los placeres que más disfruto.

Por eso decidí que durante estos meses buscaría algunas novelas cortas, que pudiera leer relativamente rápido, para recuperar mi ritmo y deleite. Sí, soy consiente de que el número de páginas no es un criterio serio para escoger un libro, pero créanme, ha sido una decisión puramente práctica.

¡Lo mejor de todo es que funcionó! Ya terminé algunas, empiezo por ésta:

El viaje de Héctor, o el secreto de la felicidad, de François Lelord

El autor es un reconocido psiquiatra y psicoterapeuta francés. Presumo que no es por casualidad que el libro narra a su vez, la vida de un joven psicoterapeuta francés llamado Héctor, que tiene una práctica de mucho prestigio, con pacientes fieles y de un nivel socioeconómico alto.

Hay un problema: “Héctor no estaba contento consigo mismo. No estaba contento porque se daba perfecta cuenta de que no conseguía hacer felices a sus pacientes”. Sus tratamientos podían tener cierta efectividad, pero no conseguían que las personas, por más riquezas que tuvieran y placeres que disfrutaran, estuvieran satisfechas consigo mismas.

Su integridad profesional lo lleva a emprender un viaje para buscar el secreto de la felicidad. La meta era regresar con la respuesta. Después de muchas aventuras, encuentros sorprendentes, preguntas, apuntes y análisis de toda índole, Héctor resume sus hallazgos y descubre que sus 23 máximas están vinculadas al sentido común y a la sabia resignación.

Parece un libro simple, pero no lo es. Parece un libro de autoayuda y tal vez lo sea (por más que le huyo a esa categoría). Lo cierto es que nadie está exento de una reflexión como ésta en algún momento.

Algo que nunca dejará de sorprenderme, y este libro lo reafirma, es que el sentido común resulta ser el menos común de los sentidos. Tendré que afinarlo, claro, si pretendo ser FELIZ...

28 de septiembre de 2008

La Bella de Amherst

Algunos poemas pertinentes de Emily Dickinson:

PEQUEÑEZ
Es cosa tan pequeña nuestro llanto;
son tan pequeña cosa los suspiros...
Sin embargo, por cosas tan pequeñas
vosotros y nosotras nos morirnos.

ESTATURA
Poder discrecional tuve en mi mano
y con denuedo contra el mundo fui;
dos veces temeraria lo he afrontado
tan sólo con la honda de David.
Aunque la piedra le arrojé segura
fui sólo yo la que me desplomé :
¿de Goliat fue muy grande la estatura
o quizá fue mayor mi pequeñez?

Ambos poemas en versión de C López Narváez

Emily Dickinson
(1830 - 1886)
Amherst, Massachusetts

Otra entrada de E. Dickinson en este blog: elismaelillo.blogspot.com/2008/02/hope-is-strange-nvention.html

22 de septiembre de 2008

POR FIN

Anhelar
Pretender
Ansiar
Querer
Apetecer
Esperar
Aspirar
Desear
Ambicionar
Perseguir
Aguardar
Procurar
Soñar
¡LOGRAR!

21 de septiembre de 2008

CAMBIOS

Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa...

(verso de Romance Sonámbulo, del Romancero Gitano de Federico García Lorca)

18 de septiembre de 2008

Política

"Política es el arte de evitar que la gente se preocupe de lo que le atañe."
(Paul Valery, escritor francés.)

17 de septiembre de 2008

Pudo, pero no fue


Pudo haber sido un gran día,
pero no lo fue tanto...

Hoy puede ser un gran día

14 de septiembre de 2008

Evolución

A veces pasa... cambia uno de repente y al día siguiente amanece con la sensación de ser otra persona.

-Y ahora -dijo el Grifo, dirigiéndose a Alicia-, cuéntanos tú alguna de tus aventuras.

-Puedo contarles mis aventuras... a partir de esta mañana -dijo Alicia con cierta timidez -pero no serviría de nada retroceder hasta ayer, porque ayer yo era otra persona.
Lewis Carroll
(Alicia en el país de las maravillas- Capítulo X: El baile de la langosta)

Batman en San Juan






















En un hecho sin precedentes, BATMAN, el hombre murciélago, estuvo de paseo por el Viejo San Juan. Estas imágenes fueron captadas por la cámara de la heladería Ben & Jerry's, a donde el superhéroe fue a refrescarse.

11 de septiembre de 2008

DEPREDADORES

Andaba por Viena Directo y me topé con las REVELACIONES de Paco, que entre otras, contaba el sobresalto que le causó el ATAQUE de sus felinos a un pajarito. De inmediato mi memoria dio un giro y me remontó a una escena similar que he tratado de sacar de mi mente sin ningún éxito. La cuento ahora para ver si la exorcizo por fin.

Hace unos días caminaba por un estacionamiento con el Ismaelillo y le señalé un PAJARITO que se acababa de posar junto a nuestro auto. Le hice señas a mi hijo para que hiciera silencio y no lo asustara. Cuál fue mi sorpresa cuando de la nada (porque juro que fue de la nada), salió un GATO, lo atrapó y se lo llevó en la boca...

El Ismaelillo empezó a llorar y yo me sentí miserable porque nuestro silencio propició aquella CACERÍA. El camino a casa fue un DUELO interminable. De repente se me ocurrió decirle al niño que el gato le había salvado la vida al pajarito porque pensaba que "los humanos" lo iban a atrapar y él se lo llevó a un sitio seguro. Inmediatamente pensé que un enano de 5 años no se creería eso, pero como uno se cree lo que quiere o necesita creer, él dejó de llorar y APLAUDIÓ.

Eso bastó para que esa noche mi hijo durmiera tranquilo, sin embargo yo me sigo desvelando. Es que cada vez son más los DEPREDADORES nuevos que descubro.

Los he visto en la CALLE saltándose con descaro un PARE o un semáforo, porque guían a toda velocidad su camión de carga o su BMW; los he visto en la PRENSA defendiendo sus candidaturas para el 4 de noviembre; Igual los veo sentados en una oficina de GOBIERNO mirando el techo mientras esperan que llegue el día 30; y hasta dirigiendo EMPRESAS “exitosas”, sentados en oficinas enormes, y ocultando el cuchillo dentro de su boca.

6 de septiembre de 2008

CAMBIOS

Nunca sabe uno todo lo que tiene, hasta que le toca moverlo...
Afortunadamente, este cambio me hace muy feliz.

31 de julio de 2008

Working mom

Sonido del despertador justo a las 5:30 am , periódicos y mensajes de la empresa mientras la cafetera hace su trabajo, café codiciado y espumoso, bañarme, levantar al niño y jugar a lo que quiera por 5 minutos (si se extiende el juego se atrasa el día), obligarlo a vestirse, preparar el desayuno y las meriendas, sentarme a su lado para que se coma todo el desayuno, aprovechar para lavar una tanda de ropa de cama, cambiar el disfraz de madre por el de ejecutiva, recoger los juguetes del pasillo, echar la ropa lavada a la secadora, apagar los muñequitos y taparme los oídos para evadir las protestas, mirar el reloj desesperadamente, botar la basura, enfrentarme al tráfico impredecible, llevarle el niño al padre porque se acabaron los campamentos y no puedes meterte al chico en un bolsillo ni llevarlo a tu oficina. Ya lo he intentado, pero la ecuación es mala de cualquier modo en que se ponga. Agradecer todo el trayecto hasta el trabajo el compromiso de apoyo del padre y su conveniente horario y flexibilidad de trabajo. Llegar a la oficina más tarde que los demás ejecutivos, que no se enteran de que uno también madrugó, aunque no lo parezca. Enfrentarse a la ola cotidiana de trabajo, que a veces es mucho y otras es más. Decidir, supervisar, crear, revisar, evaluar, responder, resolver, apurarme otros dos cafés, reunirme, informar, rechazar, mediar, autorizar, almorzar, llamar al niño y enterarme de que va camino al dentista porque hay que sacarle un diente, comerme las uñas porque no pude salir y acompañarlo, terminar las tareas del día con sentimiento de culpa, mirar de nuevo el reloj y prometerme que hoy no saldré después de las 7:00 pm, buscarlo, verle ese nuevo hueco en su boca que inexplicablemente le hace la sonrisa más bella, escuchar cómo fue muy valiente, ver el diente cuidadosamente guardado en una cajita que esperará al ratoncito Pérez debajo de la almohada, asegurarme de que se coma toda la comida, llenarle la bañera de agua y juguetes, fregar los trastes del desayuno y de la comida, doblar la ropa que quedaba en la secadora, barrer la cocina y el comedor, sacarlo de la bañera, echar a lavar otra tanda, dejarlo ver una película si promete no hacer un desastre en la casa mientras mamá se baña. Apagar el televisor, recordarle que ya es muy tarde, prepararlo para el sueño, poner la cajita con el diente debajo de la almohada, leerle un cuento, leerle otro porque lo pide con esa boquita mellá que es una dulzura, tratar de no cabecear ni dormitar mientras le leo los cuentos, recordar que el ratoncito Pérez NO puede quedarse dormido antes de visitar su almohada esa noche, cerrar la puerta y suspirar, recordar que hay que pagar las cuentas, echar la otra tanda a la secadora, decidir los temas del programa de televisión de la próxima semana y confirmar los recursos al día siguiente, buscar en internet información de esos temas para intentar hacer preguntas inteligentes, preparar la lista del supermercado, escoger la ropa de la oficina del día siguiente, leer a medianoche emails de los amigos que reclaman que ando perdida, ver fotos de todas las actividades que me he perdido, leer un mensaje del director de la maestría en el que me recuerda que sólo me queda un curso para solicitar tesis y que la matrícula termina en dos semanas, que no me quite, que ya los compañeros que comenzaron conmigo se están graduando, apagar la computadora sin contestar el mensaje, llorar desconsoladamente por sentirme sola, exhausta, abrumada, desorganizada, incapaz, culpable, arrepentida, abatida, responsable, turbada, confundida, frustrada, secarme las lágrimas, recordar que el ratoncito Pérez aún no pasado por el cuarto del chico, besarlo mientras duerme, decirle sin que me oiga que mamá quisiera estar más tiempo con él, obligarme a dormir, escribir antes una lista de las cosas que no debo olvidar por la mañana. Mirar el reloj a las 3:30 de la madrugada, descubrir que no será posible recuperar el sueño, encender la computadora, abrir el blog y desahogarme.

30 de julio de 2008

Boxeo

Detesto el boxeo.

Considero que no debe llamársele deporte a un acto violento en el que el público delira al ver a dos personas agredirse en un ring.

Esos enfrentamientos me parecen una variante de las luchas de gladiadores que se celebraban en los circos romanos. Ambos combates precedidos por promoción desmedida, furor de los espectadores, expectativa ante el golpe, guerreros vitoreados desde el comienzo de la batalla y la sangre y el morbo persiguiendo su máxima expresión.

Me enfrenté sin remedio con el rostro herido de Miguel Cotto, pues aparecían en todos los titulares sus ojos hinchados y sus heridas sangrantes.

Evadí la mirada confusa del púgil y me enfoqué en el texto. Me detuve en un párrafo que contaba cómo, cerca del ring, los niños de Cotto lloraban en el pecho de su madre, quién tampoco pudo evitar el llanto.

Admito que quedé más desconcertada que el boxeador. ¿A quién se le ocurre llevar niños a la pelea? Peor aún, precisamente a los hijos del protagonista, que para colmo de males fueron testigos de la golpiza que recibió su padre. ¿Qué efecto puede eso tener en esas vidas inocentes a tan corta edad? ¿Cuál era el propósito original, ver cómo papá golpeaba al otro?

Regreso a las luchas de gladiadores y a los gritos de júbilo por el “entretenimiento” de los asistentes. Pienso entonces que el boxeo se salva porque, ah, afortunadamente no es fiesta, es deporte, alguien se reivindicará. Pero, de inmediato leo en otro párrafo de la reseña una cita del boricua exclamando que le ha dado “un buen espectáculo a la fanaticada”.

No hay dudas, fui yo quien recibió los golpes. Siento que me cuentan hasta 10 y sigo tirada en la lona. Le voy a pedir al árbitro que suene la campana, me ha vencido la ignorancia.

22 de julio de 2008

19 de julio de 2008

Poema En La Brecha de José de Diego y Benitez

Oh desgraciado, si el dolor te abate,
si el cansancio tus miembros entumece;
haz como el árbol seco: Reverdece;
y como el germen enterrado: Late.
Resurge, alienta, grita, anda, combate,

vibra, ondula, retruena, resplandece

Haz como el río con la lluvia: ¡Crece!
y como el mar contra la roca: ¡Bate !

De la tormenta al iracundo empuje,

no has de balar, como el cordero triste,
sino rugir, como la fiera ruge.
¡Levántate! ¡Revuélvete! ¡Resiste!
Haz como el toro acorralado: ¡Muge!
O como el toro que no muge: ¡Embiste!

17 de julio de 2008

Todavía, Caribe Gitano


Canción: Todavía

Caribe Gitano
Gipsy Nation Music

Hay quienes cantan por cantar y hay quienes convierten el proceso en un ejercicio de creatividad. Este último es el caso de Carlos Esteban Fonseca, Eduardo Reyes, Ruco Gandía, Ana Marta Arraiza y Aníbal Ayala.

Aquí un puñado de clásicos del repertorio hispano nos llega con vestuario nuevo en una mezcla genial de lo caribeño con el flamenco.

La producción es innovadora por su sonido e imaginativa en su interpretación. Y dentro de su sencillez es un recordatorio de cuánto se puede hacer con un clásico cuando sobra la imaginación y el buen sentido musical.

www.myspace.com/caribegitano
Reseña: http://www.prpop.org/

16 de julio de 2008

El lado oscuro del corazón


- Es muy difícil

-¿Qué?

-El amor

-[...]

-...Casi siempre el error que cometemos es pensar solo en lo que nos pasa a nosotros. Nos parece tan importante eso que sentimos, que nada de lo del otro puede ser tan importante como eso que sentimos. Y esa contradicción suele ser trágica.

11 de julio de 2008

La diva y la caballota

De entrada me veo en la obligación de aclarar varios puntos.
1. No me gusta el regguetón
2. No me gustan las canciones que incitan a la violencia
3. Nunca he ido a un concierto de Ivy Queen "La caballota"
4. Sólo he ido a un concierto de Ednita y fue porque me incluí en el viaje de dos amigas ultra fanáticas de "la diva"
5. Estipulado lo anterior, no me explico porqué me encanta este dúo...
Ah, debe ser por el título de la canción:

Te he querido, te he llorado

10 de julio de 2008

De pueblo en pueblo - Aventura en dos ruedas

Todo comenzó con la crisis del cuarto de siglo.

Un joven ingeniero, próximo a cumplir 25 años, decidió enfrentar la "peseta" con gallardía y se aventura a recorrer los 78 municipios de Puerto Rico en bicicleta. Su hazaña es mayor, ya que dependerá de la buena voluntad de los boricuas para que lo hospeden en sus hogares.

Daniel Solórzano estaba listo, pero su bicicleta mohosa no parecía muy confiable para el recorrido "De pueblo en pueblo".

Buenas noticias para Daniel, Supermercados Pueblo, como manda la lógica, se unió a la campaña…

Bicicleta y equipo nuevo en un dos por tres.

En 102 días Daniel estará de regreso con muchas millas a cuestas y con mil cuentos que compartir.

Pueden leer la historia en sus propias palabras: http://www.facebook.com/group.php?gid=17180277398

Me pregunto: ¿qué hará cuando le llegue el medio siglo?

5 de julio de 2008

Vete de mi

Mi favorita de estos dos grandes: BEBO Valdés y Diego "El CIGALA"

23 de junio de 2008

De como descubrí mi verdadera vocación

En un acto contrario a mi costumbre (por lo regular muy modesta) me he autoconcedido un premio: The Florence Nightingale Award.

No que soñara con parecerme a esta pionera de la enfermería, sino que las circunstancias llegan y los dones se multiplican.

Primero MAMI, que precisó varios estudios para decifrar sus dolencias. Luego PAPI, que sin previo aviso fue sentenciado a sueros y antibióticos por vena, que es la ruta más efectiva. Llegó "arrastrado", por no decir obligado, y pensó que se iba en tres horas que se le multiplicaron inmisericordemente. La falta de misericordia no consistió en que lo hospitalizaran y medicaran, sino en que celebró en camilla el Día de los padres... (Te quiero, viejo).

Y como las tragedias llegan en grupo, una compañera de trabajo nos asustó con un corazón al borde del colapso. No me costó nada acompañarla en el proceso, después de todo la estimo mucho y ya me había ganado algunas amistades en la sala de emergencias. Nótese que siempre es bueno llevarse bien con el guardia que regula la entrada y salida de los acompañantes de enfermos.

El cuento no se acaba, porque cuando pensaba que no me sorprenderían más sustos médicos, me llamaron del campamento del ISMAELILLO para decirme que lo pasara a buscar porque estaba muy enfermo. Mi carro llegó al hospital en automático. Luego de la evaluación lo enviaron a la casa a descansar.

La tarde conspiró con una tormenta cuasi huracanada que me hizo empaparme completa y me privó de energía eléctrica por cuatro horas. Ya todos descansan y se recuperan, pero me preocupan mucho los estornudos que me comenzaron cuando me senté a escribir esta nota. Además, mis ojos están llorosos, me duele todo el cuerpo y la congestión me invade repentinamente.

¿Puede alguien avisarle a Florence que su remplazo necesita a su vez otra sustituta?

11 de junio de 2008

Volver



Tengo miedo del encuentro
Con el pasado que vuelve
A enfrentarse con mi vida...
Tengo miedo de las noches
Que pobladas de recuerdos
Encadenan mi soñar...

Pero el viajero que huye
Tarde o temprano detiene su andar...
Y aunque el olvido, que todo destruye,
Haya matado mi vieja ilusion,
Guardo escondida una esperanza humilde
Que es toda la fortuna de mi corazón.

Volver... con la frente marchita,
Las nieves del tiempo platearon mi sien...
Sentir... que es un soplo la vida,
Que veinte años no es nada,
Que febril la mirada, errante en las sombras,
Te busca y te nombra.
Vivir... con el alma aferrada
A un dulce recuerdo
Que lloro otra vez...

3 de junio de 2008

Se sapeste, se capiste


Dove sta la spina? per favore staccatemela, devo riposare un po', non pensare a niente.

Sauron

2 de junio de 2008

29 de mayo de 2008

Hubbell

Well, I guess I'm a Katie girl too..



-I don't get it
-And you never did

Últimamente

Un blog requiere consistencia y últimamente no la he tenido.

“Últimamente ando algo perdido,
me han vencido viejos fantasmas,
nuevas rutinas…”


18 de mayo de 2008

Día Internacional de los Museos

El DÍA INTERNACIONAL DE LOS MUSEOS, que comenzó a celebrarse en 1977, tiene su origen en la Cruzada de los Museos, una campaña organizativa realizada en 1951 por la UNESCO y el Consejo Internacional de Museos (ICOM, por sus siglas en inglés) con el objetivo de crear conciencia sobre el papel de los museos en la sociedad contemporánea.

En 1977, en Leningrado y durante la XII Conferencia General del ICOM, el organismo decide señalar el 18 DE MAYO como la fecha significativa para recordar aquella Cruzada inicial y reconocer la función de los museos en todas partes del mundo.
Foto: Galería Nacional de PR (icp.gobierno.pr)

Hay una variada agenda de actividades simultáneas en los museos de Puerto Rico, el día está soleado, el cielo azul brillante y los árboles florecidos; un ambiente idóneo para celebrar...

¡Nos vemos en el museo!

14 de mayo de 2008

Día libre

No hay tal cosa como desconectarse por completo de las responsabilidades. No cuando se tiene el trabajo que yo tengo, que alguien muy bien llamó la doble jornada: madre que trabaja fuera del hogar (porque en el hogar se trabaja bastante) y con un puesto que amerita el intercambio frecuente de sombreros (figurativamente hablando).

PERO HOY ME TOMO EL DÍA. Me voy a la granja. Me han prometido canciones, bailes, poesía y hasta un drama de los cerditos y el lobo. Ah, también me adviertieron que tendré que saltar mientras canto "el pollo con una pata..." y bailar al ritmo de "pajaritos a volar..."

Estoy lista, ya les contaré.

11 de mayo de 2008

De madre

Mi hijo se levantó temprano, se escurrió en mi cama y me despertó con un cálido abrazo para luego exclamar a viva voz: FELIZ DÍA DE LAS MADRES, MAMI DE MI CORAZÓN.
De inmediato, me mostró una tarjeta con un dibujo mío, un corazón y la única palabra que sabe escribir por sí solo; su nombre.

ME DERRETÍ DE AMOR.

7 de mayo de 2008

Vidente

De cualquiera lo hubiera pensado, menos de mi amigo GM. No, no son las iniciales de su nombre, sino de GRAN MAESTRO.

No me parece propio ponerlo en evidencia y menos en una entrada que él mismo podría leer más adelante. Además, con ese arrojo con el que confiesa las cosas, sólo se me ocurre sustantivarlo como maestro.

Resulta que GM, amigo cercano que a menudo la vida aleja, pero como las olas regresa a la orilla con más espuma, visita a una vidente. ¡UNA VIDENTE! Uf, qué fuerte y me lo confiesa con toda naturalidad.


Me lo confiesa mientras almuerza y me pone al corriente de los últimos cambios en su vida: "...entonces se lo conté a mi psicólogo y a mi vidente". Como él siguió tragando, no sé si se fijó en mis ojos girando a toda velocidad, en mi expresión de asombro asombradísimo y en mi quijada rozando el piso. ¿Vidente? ¿Y eso? ¿Desde cuándo? ¿Tú? Of all people, tú????

GM es un chico muy inteligente, pero aclaro que es sólo en términos académicos e intelectuales, porque su inteligencia emocional lo lleva hace años p
or la ruta de la amargura; mira para donde no debe, se estanca donde no quiere y reincide donde nunca debió.

También es muy creativo, no sólo por su original arreglo de weekend... (chiste interno) sino porque
se las arregla para trazar su presente de la mano de un psicólogo y su futuro de la mano de una vidente y ¡hasta hace que coincidan!

Debería comentar tantas cosas sobre este suceso, pero no, mejor lo dejo sobre la mesa (tal vez deba decir: dentro de la bola de cristal), porque GM ha estado 20 años eclipsado y deshojando margaritas a la inversa. Porque lleva media vida esperando el momento oportuno y ahora que se enteró que no existe tal cosa como un momento oportuno para comunicar decisiones devastadoras,
se ha decidido por la libertad de las palabras.

GM se ha tenido que privar, disculpar, limitar, repetir, inmolar y sublevar para ahora estar tranquilo. Pero, como suele pasar, no sabe que hacer con toda esa tranquilidad y casi reincide.

Ante tanta vulnerabilidad, quién soy yo para negarle la dicha de que le digan que le espera algo mejor en el futuro. Ojalá.

4 de mayo de 2008

CERCA DEL AMOR

Pedro Guerra - Cerca del amor

Si no volviese

Ciruelo de mi puerta,
si no volviese yo,
la primavera siempre volverá.
Tú, Florece.
Anónimo japonés

Haroldo Conti, La balada del álamo carolina http://www.esnips.com/doc/508aa727-eec5-4fb7-981d-125ae3886b11/Haroldo-Conti---La-balada-del-alamo-carolina

26 de abril de 2008

Construyendo la alegría

Hay días en que el tiempo parece estar detenido, pero, afortunadamente, con la primavera todo renace
y las flores reaparecen
devolviéndole el encanto al espacio que antes lucía mustio.
Hay días en que nos falta la sonrisa y, como por arte de magia,
aparece un hada, un ángel o un mimo,
que nos la devuelve frente a la muchedumbre.
Globo-flor-sonrisa; la vida se pinta de ROJO.
Después de semejante agasajo,
no nos queda otra que marchar de nuevo,
EN POS DE LA ALEGRÍA.

19 de abril de 2008

Reencuentro

El reencuentro de Jade y Lucas - El Clon


"Tan solo por amor
ponemos nuestras manos
al fuego de la pasión
dejándonos quemar.
Tan solo por amor
movemos tierra y cielo
rasgando siete velos.
Saltamos al abismo
sin mirar atrás.
Tan solo por amor
la vida se rehace.

Tan solo por amor
ponemos nuestras manos
al fuego de la pasión
dejándonos quemar.
Tan solo por amor
la vida se rehace..."


La canción El Miraje, de Marcus Viana, es emblemática para todos los fanáticos de la novela El Clon, que somos los mismos que vivimos el amor de Lucas y Jade como el propio.

Valga aclarar que no soy novelera, sino todo lo contrario, pero con El Clon todas mis teorías antinoveleras se fueron al piso.
Es impredecible el amor. Maktub ¿estaba escrito?

15 de abril de 2008

Los amorosos

Me escriben del blog Amorosos decadentes y la curiosidad me lleva de inmediato al sitio en que los amorosos retoman la utopía. De inmediato evoco a Sabines (amo a Jaime Sabines) y recuerdo que para él los amorosos callan. Entonces prefiero que no callen y me aferro a otro verso: los amorosos son los insaciables...

Les regalo un poema que no es mío, pero ya saben, ser generosa con la propiedad ajena siempre es más fácil.

LOS AMOROSOS

Los amorosos callan.

El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan, los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.
Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.

Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose,
dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.
Les preocupa el amor.

Los amorosos viven al día,
no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo, siempre, hacia alguna parte.
Esperan, no esperan nada, pero esperan.
Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.

Los amorosos son los insaciables,
los que siempre —¡qué bueno!— han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan también como serpientes
para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la obscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana

y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos,
sólo locos, sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas temblorosos,

hambrientos, a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor como en una lámpara de inagotable aceite.
Los amorosos juegan a coger el agua,

a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,

la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.
Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,

a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios una canción no aprendida.
Y se van llorando,
llorando la hermosa vida.

ggarbo, gracias por el enlace. Aquí va Sabines con voz propia:

11 de abril de 2008

ENVIDIA SANTA

Me desvelo, de nuevo, y me da con mirar videos. Hasta ahí está bien, pero doy con éste de Ana Belén y Víctor Manuel cantando juntos, que no es nuevo, bailando en el escenario entre cómplices y coquetos, y poniendo de manifiesto, que tampoco es nuevo, lo mucho que se quieren, entonces me da por llorar. Y es malo llorar a esta hora porque los ojos están rojos (por el desvelo) y las lágrimas arden. En fin, todo es culpa de este matrimonio encantador que provoca una singular ENVIDIA SANTA

8 de abril de 2008

Tengo miedo


Tengo miedo.

La tarde es gris
y la tristeza del cielo se abre
como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto
de princesa olvidada
en el fondo de un palacio desierto.
Versos del poema Tengo miedo, de Pablo Neruda

5 de abril de 2008

Nunca es tarde

La película ELSA Y FRED lleva un año en cartelera. Decir eso sobre una película de Fine Arts en Puerto Rico es estupendo, pero también es un logro que casi ninguna alcanza, una pena.

La Elsa se las trae y a Fred le anima que ella se las traiga…

Elsa sueña, entusiasma e ilusiona. Además, miente como la mejor. Fred es conservador y, por lo mismo, bastante cobarde. Elsa y Fred se toparon con el amor cuando parecía que enamorarse ya no era posible.


Dos líneas que describen perfectamente lo que da cada uno.
Fred: ¿Quieres que te haga un té?
Elsa: No... quiero que me abraces

Nunca es tarde para vivir lo que no has vivido.


30 de marzo de 2008

Vive la vida Facebook

Si me llego a imaginar antes las complejidades de la “vida facebook”, juro que nunca me hubiera suscrito.

He tratado de recordar cómo me convertí en integrante de esta red de conexión social, pero como sufro de amnesia selectiva ya lo olvidé.

Voy a narrar mi experiencia por etapas, seguro que alguien más se identifica:

Etapa I- Establecer conexión:
a. Reclamo masivo: ¿Qué todavía no estás en Facebook? (No)
b. Seguimiento: ¿Ya logiaste? (log in) (No)
c. ¡Tengo cuenta!

Etapa II- Exploración:
a. Nuevo reclamo: ¿Por qué no tiene foto tu profile?
b. Cedo a la protesta: ya mi profile tiene foto
c. La FIEBRE:
1. Estoy encontrando amigos que hace tiempo no veía
2. Estoy viendo fotos viejas y fotos recientes de gente que quiero
3. Estoy viendo fotos viejas y fotos recientes de gente que no conozco
4. Tengo más de 10 amigos
5. Tengo más de 50 amigos
6. Tengo más de 140 amigos
7. Me envían un video
8. Me envían felicitaciones de temporada
9. I’ve been poked
10. I’ve been poked too many times
11. Somebody sent me a hug
12. Somebody sent me more videos
13. Somebody sent me all kind of stuff
14. Can I consider this Spam?
15. Tengo 300 amigos en facebook
16. No conozco a mucha gente en mi círculo de amigos
17. Facebook es, ente otras cosas, un "centro de cotilleo"
18. ¡Recibo demasiados avisos, videos, fotos, mensajes, tarjetas, buenos deseos, chocolates, flores, cantacitos, encuestas, mantecados, corazones, solicitudes de amigos, globos, chistes, gustos, disgustos y mil otras cosas de las que todavía no me entero porque no tengo tiempo de ver tanto!

Etapa III- ALERTA:
a. Tengo 300 avisos sin abrir
b. Tengo 300 e-mails que me avisan que tengo 300 avisos sin abrir
c. Tengo 200 avisos más en dos días
d. Mis notificaciones de avisos van ya por 768 y tengo PÁNICO de conectarme
e. Me conecté y tengo 892 avisos y 42 mensajes de amigos que me reclaman que no les contesto sus mensajes
f. Intento ponerme al día, pero cuando voy por el tercer mensaje contestado mi buzón me indica que tengo 15 nuevos avisos

¿Será esto una CONEXIÓN ADICTIVA?
¿VALDRÁ LA PENA?

28 de marzo de 2008

Política y helado

Datos actualizados:

-El gobernador se entregó esta mañana: se declaró no culpable, no tuvo que pagar fianza ni entregar su pasaporte.
-El residenciamiento no va, por ahora, según líderes del PNP.
-El país sigue conmocionado, pero como es natural, cada cual arrima la sardina a su brasa.


Otros temas RECONFORTANES:

Hoy fue un lindo día soleado, también un día de trabajo muy productivo. Mi Ismaelillo está grande, precioso y absolutamente ¡adorable! De hecho ¿qué hago aquí sentada frente a una computadora corriente e impersonal? Me voy a pasear con el Ismaelillo, mañana no hay que madrugar y un rico helado no nos vendría nada mal…

27 de marzo de 2008

Política en Borinquen

Otro día negro en la historia de la política en PR. Esta mañana amanecimos con la noticia de los arrestos de varios colaboradores cercanos al gobernador Aníbal Acevedo Vilá y con el anuncio contundente de una orden de arresto contra el primer mandatario.

A las 9:00 de la mañana el país se paralizó. Todos los medios noticiosos transmitían la noticia sin interrupciones. Las páginas web de los principales periódicos y emisoras recibieron tantas visitas simultáneas que el sistema se sobrecargó y apenas se lograba acceso.

Miles escuchamos en directo la lectura del pliego acusatorio contra el gobernador y el desglose de los 18 cargos criminales que se le imputan, vinculados principalmente a fraudes contributivos.

El ambiente general era tenso, sombrío. Los rostros desencajados abundaban. El asombro colectivo, que no debería asombrar dados los constantes avisos de una investigación federal en curso, era digno de plasmarse en un cuadro expresionista al estilo de Edvard Munch.

Los precedentes de corrupción política en PR ya nos han lacerado bastante. Los dos principales partidos, al menos los dos que han tenido históricamente el control gubernamental local, han sido ejes de controversias vinculadas a fraudes, malversaciones de fondos públicos y otros delitos convertidos en estrategias recurrentes para financiar las campañas partidistas o para el lucro personal. Sin embargo, así como el hecho de que mirar mucha comida no quita el hambre, tampoco el constatar el desenfreno previo espanta la nueva indignación.

Hoy Puerto Rico debe estar de luto porque los conceptos de ética y de respeto al servicio público están en detrimento
, claro todavía les ampara la presunción de inocencia, pero con esos truenos... No importa quién, cómo o por qué, el asunto debe ser si podremos recuperar la confianza, si la esperanza todavía es viable, si un mundo mejor es posible. Vamos, me conformo con un gobierno bueno, más ná’. ¿Será?


Last updates:
-La fiscal federal anunció que por deferencia al cargo que ocupa, se le permitirá al gobernador negociar su entrega.

-El gobernador ha dicho en un mensaje público que no renunciará.
-Dicen que mañana se entregará.
-Esta historia continuará.

Got Facebook?

Vaya con esta nueva "herramienta" en el mercado... En el próximo post estaré contando mi experiencia: beneficios, maleficios y misas sueltas. La vida Facebook es otra cosa.

Acabar sesión:
x Logout

25 de marzo de 2008

Hijos de confinadas

En mi programa de hoy discutí, entre otros temas, el de la custodia de los hijos de mujeres confinadas. La licenciada Francelis Ortiz mostró unas estadísticas que son, a mi juicio, muy desalentadoras.
Aquí comparto algunas actuales:
-el promedio de edad que tienen las mujeres confinadas en Puerto Rico es
33 años
- 76% son madres y
tienen entre 1 a 6 hijos
- 53% son
solteras
-Los delitos más comunes en la población penal femenina, según el Departamento de Corrección, son: infracciones a la Ley de sustancias controladas, apropiación ilegal y robo, entre otros delitos. Esto implica que el término promedio de años que van a cumplir de cárcel es de entre 1 y 8 años.

Mientras, ¿qué pasa con los hijos de estas madres que están sentenciadas a cumplir determinado número de años en la cárcel? ¿Quién se encarga de ellos? Hay que considerar muchos aspectos para contestar esas preguntas, pero por lo regular algún familiar o el estado asumen la custodia provisional o permanente.
Habrá que mirar mucho más:
¿Cómo se afecta la salud mental y física del menor?
¿Qué capacidad tienen los que ostentan la custodia del menor para satisfacer sus necesidades afectivas, morales y económicas?
¿Cómo se logra que los menores se ajusten satisfactoriamente a su nuevo entorno (hogar, escuela, comunidad)?
¿Cómo se cultivan (si se cultivan) las relaciones materno-filiares?

El asunto de la custodia lo puede resolver el tribunal o el departamento de la familia, pero la mente y el corazón de esos menores necesitan más, MUCHO MÁS.

Lo esencial


Espinas

-¿Para qué sirven las espinas?
-Las espinas no sirven para nada;
son pura maldad de las flores.
-¡Oh!
El Principito cap.VII

24 de marzo de 2008

Muchas formas de huir

“Hay muchas formas de huir: la primera consiste en no levantarse de la cama, la segunda en hacerse eterno en el cuarto de baño, la tercera en prolongar el desayuno indefinidamente aspirando la esencia del café hasta conseguir la inmortalidad. Muy pocos son capaces de realizar esta hazaña espiritual: trabajarse con toda profundidad las sábanas, las abluciones, el aroma de las infusiones y hacer con ellas ese túnel que te deja siempre en la otra parte del muro, donde siempre está uno en LIBERTAD”.
Texto de la columna Fugarse, de Manuel Vicent. Incluido en el libro Las horas paganas.

Decía un amigo que para enfermarse un día cualquiera le bastaba quedarse metido en la cama tibia, bajo los influjos del alcoholado Superior 70 y de un inhalador de Vicks.

Hoy es uno de esos días

en que quisiera huir, pero no puedo.


21 de marzo de 2008

Bajo la lluvia

Anoche soñé contigo. Hace tiempo que no soñaba.

Habíamos ido a almorzar y te convencí de estacionar el auto lejos y caminar hasta nuestro destino. El trayecto era extenso, pero a lo largo de toda la ruta se veía el mar. Caminamos felices sin contar los minutos de un reloj soberbio que siempre nos traicionaba. Esa tarde no había prisa.

Inventamos un mundo nuevo en la sobremesa. Nos convencimos mutuamente de que todo sería mejor. Nos endulzamos con palabras y promesas. El postre nunca supo mejor.

Nos esperaba la ruta a la inversa; algunas millas de distancia hasta el auto, y muchos días en espera de hacer buena la promesa de felicidad.

Nos detuvimos a ver el oleaje que ya comenzaba a embravecerse como presagio del diluvio que se acercaba. Nos detuvimos uno, cinco, mil minutos. Me besaste frente al mar y te miré como quien mira con ilus
ión una estrella fugaz y le pide un deseo.

De repente llegó la lluvia. Comenzó sutil, discreta, con briznas casi imperceptibles. Luego siguieron las gotas suaves y juguetonas. Parecían inofensivas, así que nos aventuramos a continuar la marcha. Entonces, un estruendo en las alturas anunció el golpe de agua fenomenal que nos atrapó de súbito.


El cielo parecía una represa abierta. El agua nos arropó con la vehemencia del que abraza antes de partir a la guerra. La tarde palideció y se creció la corriente impetuosa que se deslizaba por las cunetas. Nos cobijamos bajo un alero que en segundos dejó de ser suficiente. Nos movimos bajo una cortina de lona que tampoco fue útil. La confusión no daba más opciones. Parecíamos estatuas paralizadas viendo llover sin saber dónde más refugiarnos.

Lo que sucedió después no sé si catalogarlo como iluminación divina o como el impulso de liberación de un deseo reprimido, pero fue un acto maravilloso que convirtió un sueño ordinario en uno espectacular. Nos sujetamos las manos con la misma complicidad con la que minutos antes nos habíamos besado, como si selláramos un pacto vital, y nos arrojamos sin condiciones al aguacero implacable que nos acogió travieso y divertido. Salté fascinada sobre los charcos que anteriormente evadía.

Hundí mis zapatos de tacón en las cunetas sucias y alborotadas.
Dejé caer el agua sobre mi cabeza hasta sentir mi pelo goteándome en la frente y los hombros. Abracé tu camisa empapada y te alenté a correr con desenfreno mientras yo no paraba de reírme como nunca antes me había reído.

Hace tiempo que no soñaba. ¡Hubiera dado tanto por no despertar!

20 de marzo de 2008

Mis muertos

Tengo tres muertos a cuestas.

Tres llamadas pendientes
que tardé en contestar

y que luego fue ya muy tarde;
se fueron y yo no les dije adiós.

Eso pesa. Pesa demasiado.
No sé si algún día me lo perdonaré.

Mi lado oscuro

Me fascina el chocolate oscuro. Hace varios años hice un recorrido por la fábrica de chocolates Harry London, en Ohio, y quedé a merced de los olores embriagantes de una pasión que me derrite. Más bien, que se derrite en mi boca.

Caminé como zombi por los pasillos fríos desde donde se observaba, a través de cristales, la transformación del cacao. El recorrido culminó, gracias a un efectivo ejercicio de planificación, en una pertinente tienda “achocolatada”. El embrujo del que fui víctima me sedujo a comprar en cinco minutos todos los chocolates que podría comerme en dos años. Salí con dos enormes bolsas de compra repletas de mis antojos favoritos.

Contrario a todos los pronósticos, no sufrí de empache, ni me arrepentí, ni me flagelé por mi falta de juicio. De hecho, me los saboreé lujuriosamente.

De más está contar que ese vicio me persigue y como todo exceso, siempre me exige más. Ya no me resulta atractivo el chocolate de leche o el blanco, o los originales híbridos con menta o coco, a mi paladar ahora solo le complace el “extra dark”. Cacao casi puro, insinuante, provocador y perverso, como el pecado original. Mi lado oscuro.