2 de noviembre de 2007

Estoy feliz

Qué grato es regodearse en la sensación
de la búsqueda terminada,
en ese instante que perpetúas hasta la eternidad
aunque parezca mentira,
aunque sólo se lo crea uno,
aunque sospeches, incluso,
que de repente te pueden despertar
y que todo rodara vertiginosamente
hasta el vacío.

Pero el deleite de esa alucinación,
de ese minuto eterno;
de ese placer de mariposas revoltosas
merodeando por tu cuerpo,
eso ya no te lo arrebata nadie
por eso se llama felicidad.

Claro, a veces hace desaparecer la musa
pero no es por falta de inspiración,
si acaso, por exceso de ella.
De hecho, de eso sabe Serrat:

No hago otra cosa que pensar en ti
Letra: Joan Manuel Serratt

"No hago otra cosa que pensar en ti
por alagarte y para que se sepa
tomé papel y lápiz
y esparcí
las prendas de tu amor,
sobre la mesa..
buscaba una canción
y me perdí
en un montón de palabras gastadas.
No hago otra cosa que pensar en ti
y no se me acurre nada..."

No hay comentarios.: