26 de julio de 2007

Extraño al Vera

Jesús, el Vera, se nos fue el 3 de diciembre de 2004. Jesús fue mi mentor y uno de mis mejores amigos. Su enfermedad fue dolorosa, no sólo físicamente, que no le dio tregua, también emocionalmente. Para todos los que lo queríamos fue un golpe muy difícil de sobrellevar.

Cada vez que ando perdida en algún tema, personal o profesional, pienso en los consejos del Vera. Su palabra era pausada y sincera, siempre me aconsejó con una sabiduría extraordinaria. Me decía las verdades más duras, aunque yo peleara, porque sabía que luego recapacitaría y volvería, con el orgullo a cuestas, a decirle que tenía razón.

Jesús fue un Quijote, no sólo por su parecido físico con el ingenioso hidalgo, sino porque libró batallas similares. Luchó con los molinos de la radio y la TV pública, contra la mezquindad política, la mediocridad periodística y contra el cáncer canalla que se lo llevó. Lo vi combatir como guerrero y lo vi morir con las botas puestas. Sentí mucha rabia por mi impotencia, por no tener armas que evitaran la derrota.

Jesús, amigo, la noche de tu muerte soñé que había un león junto a mi cama, un león rugiendo salvajemente, pero yo no le tenía miedo porque no me rugía a mí. Aún así, me angustió su lucha feroz y me volví a verlo, incapaz de ayudarlo en su batalla. Me desperté sudada, pero aliviada de descubrir que había sido un sueño. Dos horas después recibí la llamada. Hidelisa me dijo que tus últimas horas las pasaste desesperado, luchando por respirar, impotente ante la ineptitud médica de un mediocre que no reaccionó a la emergencia y de un centro de salud sin equipo y sin ambulancias. Esa noche te dejaron morir.

Jesús: amigo, quijote, león, ogro, instigador, valiente, galán, señor de la radio… TE EXTRAÑO.

2 comentarios:

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

La permanencia de un rostro en nuestra memoria se mide por su vivacidad. Yo no conocí a Jesús, pero viendo ahora su cara en estas fotos, con una claridad instantánea que las palabras no pueden reproducir, te entiendo. ( 1 ) En momentos así el rostro de un hombre se vuelve transparente, desnudo y henchido de significación y en sus rasgos podemos leer una vida densa y rica, plena...
( 2 ) La segunda foto refleja toda esa vivacidad de la que te he hablado y una gran elegancia sin sombra de afectación...

Ánimo. No se muere cuando se vive en el corazón de los que dejamos atrás.
Un fuerte abrazo, Isa.

E Vazquez Cotto dijo...

Apesar que tenia al Sr. Vera cerca no tuve la oportunidad de conocerlo totalmente pero si sus acciones, su trabajo, su dedicacion y a su familia. Sufri en carne propia todo lo que paso en esa noche y simplemente fue una de las mas doloras. Es lamentable que El Quijote haya partido por no realizar una simple accion. Sin embargo, ha sido una persona cual para mi es fuente de inspiracion y donde quiera que me paro proclamo su exelente trabajo y mi orgullo hacia el. Dios lo Bendiga.

y como le dije alguna vez. Gracias , Gracias por darme la oportunidad de conocer a tu hijo y a tu familia. siempre estare orgulloso de ti
EVC